jueves, 1 de setiembre de 2011

El tribunal de Cristo: La recompensa del cristiano


"Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo."1Corintios 5.10

Este tribunal debe ser distinguido del «trono de gloria» premilenial (Mat 25:31), y del «gran trono blanco» postmilenial (Apoc 20:11), ante el que solo los «muertos» comparecerán. Mientras en la tierra se esté desplegando la gran tribulación,cual no la ha habido jamás desde el principio del mundo, los cristianos, la Iglesia de Jesucristo, Su Esposa; por la Misericordia y Gracia de Dios estaremos frente al tribunal de Cristo ganando o perdiendo recompensas,según nuestras obras y seguido a esto estaremos disfrutando de las bodas del Cordero.
En una palabra: seremos juzgados.
¿Qué se ha de juzgar?

a) Los pecados no serán juzgados porque ya fueron perdonados por Dios. Jesucristo murió por cada uno de nuestros pecados, pasados, presentes y futuros. El nos salvó perpetuamente. El es nuestro Salvador y también nuestro abogado defensor que nos limpia de toda maldad. Cuando nos salva, tenemos santidad posicional, es decir, estamos en Cristo y el Padre nos ve a través de Su Hijo. Con Jesucristo morimos y con El resucitamos. Cuando El nos salva al perdonar nuestros pecados, cuando le pedimos perdón con corazón sincero, morimos en esa cruz y resucitamos con Cristo. Somos del Señor, porque El pagó con Su Vida, derramó Su Sangre Preciosa para que seamos Suyos.
"Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él,perdonándoos todos los pecados,14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz."
Colosenses 2

"Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva"
Romanos 6.4

Esta santidad nos posiciona en el Reino de los Cielos. Hay otra santidad para el cristiano que es progresiva, es decir, día a día por medio del Espíritu Santo según nos dejemos someter por El es que vamos a ser limpiados, purificados, transformándonos a la imagen del Señor Jesucristo, alejándonos cada vez más del hombre viejo y siendo como el nuevo que es la nueva criatura que ahora somos por la gracia de Dios.

"De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida."Juan 5.24

Es la promesa de Jesús, por lo tanto, la salvación no se pierde, si es que realmente somos de Cristo; y ya no podemos ser condenados al infierno.

b)Se juzgarán las obras del creyente.

Veamos la parábola de los talentos de Mateo 25:
"14 Porque el reino de los cielos es como un hombre que yéndose lejos, llamó a sus siervos y les entregó sus bienes.15 A uno dio cinco talentos, y a otro dos, y a otro uno, a cada uno conforme a su capacidad; y luego se fue lejos.16 Y el que había recibido cinco talentos fue y negoció con ellos, y ganó otros cinco talentos.17 Asimismo el que había recibido dos, ganó también otros dos.18 Pero el que había recibido uno fue y cavó en la tierra, y escondió el dinero de su señor.19 Después de mucho tiempo vino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentas con ellos.20 Y llegando el que había recibido cinco talentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros cinco talentos sobre ellos.21 Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.22 Llegando también el que había recibido dos talentos, dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes, he ganado otros dos talentos sobre ellos.23 Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.24 Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste;25 por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo.26 Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.27 Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.28 Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos. 29 Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.30 Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes."

El punto de la parábola no es la salvación sino la fidelidad en el servicio al Señor.Quizás ese siervo negligente es un incrédulo que pretende ser creyente, porque se sufre pérdida de las recompensas que tendremos en el Cielo por el servicio al Señor con los dones que El nos da, sino Juan 5.24 se estaría contradiciendo y Dios no se contradice. Además si leemos 1Corintios 3:"Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca,13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa.15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego."
Acá nos habla de las obras que hagamos en servicio al Señor y que serán probadas por fuego. Según las intenciones de nuestro corazón, si lo hicimos para nuestra gloria, para ser vistos de los hombres o para la Gloria de Dios. Según la intención es que esas obras serán contadas por oro, plata, piedras preciosas, madera, heno y hojarasca. Si resisten al fuego tendremos ganancia pero si no lo hacen será una pérdida como si nunca la hubiéramos realizado. Aquel siervo cuyas obras se quemen, va a sufrir pérdida de recompensas pero su salvación no se perderá(si bien el mismo será salvo).

"Yo planté,Apolos regó;pero el crecimiento lo ha dado Dios.7 Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento."1Corintios 3.6-7
Apolos y Pablo sirvieron al Señor,usando los dones recibidos. Pero el fruto del servicio es producido por Dios. Por eso nadie debe gloriarse de sus obras, toda la Gloria es para el Señor.

c) Recompensas que nos entregará el Señor en el juicio.


* Corona de justicia o incorruptible: dada a los que aman Su venida. Creo que esta corona la tendremos todos los cristianos.(2Timoteo 4.8;1Corintios 9.25)
* Corona de gloria, esperanza o gozo: para los que pastorean a la grey de Dios. (1Pedro 5.4)
* Corona de vida: para quienes soporten la tentación. (Santiago 1.12; Apocalipsis 2.10)

Pablo usa de ilustración las coronas que se entregaban en los juegos olímpicos. Se entretejía como una guirnalda de cedro, hiedra, perejil, laurel u oliva, o se hacía una imitación de estas en oro.La palabra "corona" en griego se traduce "stefanos" (que proviene de la raíz "stéfo" cuyo significado es entretejer o trenzar) significa "guirnalda" como etiqueta de realeza, premio en los juegos públicos o símbolo de honor general.
Estas coronas que recibiremos no son para que las usemos ni nada por el estilo sino para arrojarlas a los pies de nuestro Amado Señor Jesucristo porque nos ha salvado, porque El ha usado la corona del mártir, esa corona de espinas que fue manchada con Su Valiosa Sangre, se las daremos en reconocimiento de que Jesucristo es el Soberano del Universo.
Queridos hermanos/as en Cristo trabajemos arduamente en la Obra del Señor, sirvamos poniendo los ojos en los cielos, para agradar a Dios y no a los hombres, para que cuando estemos frente al Rey de Reyes y Señor de Señores, frente a nuestro Amado Adonai, no tengamos las manos vacías sino una corona que represente nuestra vida dedicada a Su servicio. El dió Su Vida por nosotros, demos la nuestra por El. No hay nada más gozoso que servir al Señor de Nuestras Vidas.

"10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo:11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas."Apocalipsis 4.10-11


Por Vale
(tomé de algunas anotaciones que hice en la predicación sobre el tribunal de Cristo realizada por uno de los ancianos de mi iglesia en una reunión)


NOTA: Si leemos el griego aparece la palabra "Cristo"(Χριστός Jristós) que se refiere al Ungido o Mesías, el cual es el Señor Jesucristo. Si bien algunas biblias traducen "el tribunal de Dios", en realidad es "el tribunal de Cristo", lo cual es lo mismo.


2 comentarios:

  1. Hola de nuevo, Valeria.

    Acabo de saber por tu comentario que también tienes este blog, y también lo he incluido en mi agregadorcito espiritual dependiente de mi blog El rincón de la libertad.

    Otro día, con más tiempo (hoy ando bastante complicado), te cuento algo de mi historia.

    Perdona el nuevo "off topic" y recibe un muy cordial saludo con mis mejores deseos de que Dios tebendiga.

    José.

    ResponderEliminar
  2. Hi there, I found your web ѕite by waу of Googlе while
    seaгching for a simіlar matteг, your web site cаme up, it ѕеems to
    be great. I've bookmarked it in my google bookmarks.
    Hello there, simply changed into alert to your blog via Google, and found that it is truly informative. I am going to watch out for brussels. I will appreciate in case you continue this in future. Numerous people shall be benefited out of your writing. Cheers!

    my site ... Suggested Web site

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...