lunes, 26 de septiembre de 2011

El Padre, y el Hijo y el Espíritu Santo

Photobucket
"Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno."1Juan 5.7


Cuando mi amado Salvador me rescató de mi vana manera de vivir; el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo vinieron a morar en mi interior(Juan 14.15-21). Es importante hacer diferencia entre los tres para adorar y creer correctamente al Unico Dios Vivo y Verdadero. Sé que mi mente finita ahora ve oscuramente como por cristal, porque aún vivo en esta carne, aunque el Espíritu de Dios que vive en mi le enseña a mi espíritu aquellas verdades que están ocultas para aquellos que no conocen al Salvador(1Corintios 2.6-15). Yo no puedo amar más al Padre que al Hijo, ni más al Espíritu que al Padre; no puedo dividir el Amor que Dios ha derramado(Rom. 5.5) en mi por El, mediante Su Espíritu. Jamás podría tampoco, menospreciar la revelación de Dios. 


"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna."Juan 3.16


El Padre no puede vivir sin el Hijo, ni el Hijo sin el Padre y mucho menos el Espíritu Santo por sí mismo. Dependen uno del otro.(Génesis 1.1-2,Juan 1.1)
Si el Padre no hubiera manifestado de Su Maravilloso Amor por nosotros, jamás hubiéramos conocido al Señor Jesucristo; y si el Señor Jesucristo no hubiera puesto Su Vida en nuestro lugar jamás hubiéramos sabido del Amor del Padre. Si el Espíritu Santo no hubiera venido sobre María(Lucas 1.35), el Verbo jamás se hubiera hecho carne, y por consiguiente nosotros no existiríamos porque fuimos creados para Jesucristo.(Colosenses 1.16-19)


"1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.2 Este era en el principio con Dios.3 Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho."Juan 1


Cuando un cristiano ora, se dirige al Padre, y así lo hago porque así me enseñó mi amado Salvador Jesucristo. Me enseñó a hacerlo en Su nombre(Juan 16.24,26). ¡Qué dulce es tu Santo nombre Señor Jesús! Oramos al Padre porque el Espíritu de Cristo mora en nosotros y podemos llamarle Abba PADRE!(Rom. 8.15,Gálatas 4.6)


"para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él."1Corintios 8.6


Como bien dice Pablo, los cristianos tenemos un Padre y somos para él y tenemos un Señor: Jesucristo. Cada día voy tomada de la mano de Jesús, quien es mi Señor, a quien le pertenezco, quien dió Su Vida por mi, quien reveló a mi Padre Santo para que le vea. Mi Señor, cada día, me guía por sendas de justicia. El me acompaña en este peregrinaje, me consuela, me anima, me fortalece, me hacer crecer, me da refugio, El es mi Roca Eterna, El es mi Pastor que me lleva hacia pastos verdes, quien intercede por mi perpetuamente ante el Padre. Soy de mi Señor Jesucristo, porque fui comprada por El al costo de Su Sangre Preciosa derramada. Le costé la Vida, ahora soy de El(Juan 17.9-10, 1Cor 6.19-20). Mi Padre me selló con Su Santo Espíritu, El me dió vida eterna para que le conozca, para la alabanza de Su Gloria.


"19 Respondió entonces Jesús, y les dijo: De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente.20 Porque el Padre ama al Hijo, y le muestra todas las cosas que él hace; y mayores obras que estas le mostrará, de modo que vosotros os maravilléis.21 Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida.22 Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,23 para que todos honren al Hijo como honran al Padre. El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió.24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.25 De cierto, de cierto os digo: Viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios; y los que la oyeren vivirán.26 Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo;27 y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre.28 No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz;29 y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación."
Juan 5


A Dios no se le puede estudiar, pero sí conocer y esa es Su Voluntad: que le conozcamos(Juan 17.3) y esto es posible teniendo a Jesucristo como Señor y Salvador, como Don, habiendo sido purificados por el lavamiento y perdón de pecados(Tito 3.4-7).


"La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros. Amén"2Corintios 13.14


desde mi humilde entendimiento...Vale

1 comentario:

  1. QDTB Valeria, a tu mensaje de hoy, digo Amén...es una bendición contar con un espacio que lleve la Palabra de Dios al último rincón del mundo...recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...