domingo, 1 de diciembre de 2013

Retomando las letras

Queridos hermanos y amigos en Cristo hace tiempo que pienso en escribir pero no lo hacía porque estaba esperando tener inspiración. Aun no la tengo porque estoy pasando por un desierto espiritual ya hace un tiempo. Los rios de agua viva son un espejismo en mi vida.
Me han sucedido muchas cosas y se que el Señor esta probando mi fe. Antes de conocer al Señor yo sufría de ataques de pánico y nunca me los había tratado. Hace un año atrás estos volvieron con gran frecuencia. Para esto estaba terminando una relacion, cambiandome de iglesia, dejando vicios, etc. En enero sufri un pico de stress fuerte y me medicaron, ya hace un año que estoy yendo a salud mental. Los ataques de panico estaban relacionados con esto. Aun no me he recibido porque me cuesta estudiar, me queda un final.
Hoy me encuentro fisicamente bien, pero con el alma y el espíritu un poco vacíos, siento que he perdido el gozo de la salvación, también me cuesta leer la biblia. Necesito volver a mi primer amor con Cristo. Si estas leyendo esto hermana/o te pido que ores por mi y si podes que me des palabras de aliento porque las necesito. Si no escribo es por esta falta de llenura del Espíritu Santo. Gracias por pasar por aquí. el Señor te bendiga, guarde y guíe =)
con amor , Vale

pd: que bien me ha hecho escribirles!


domingo, 24 de marzo de 2013

Territorios por conquistar



Hoy, mientras leía la Biblia Tu Andar Diario, en uno de los devocionales del libro de Josué decía: "Las cosas más gratificantes de la vida suelen ser aquellas que parece que no pueden hacerse".
En Josué 13 el Espíritu Santo nos relata que los israelitas aún no habían conquistado tierras que correspondían a la tierra prometida por Dios al pueblo de Israel. Estas tierras aún estaban siendo poseídas por los enemigos. La Palabra dice así: "Siendo Josué ya viejo, entrado en años, Jehová le dijo: tú eres ya viejo, de edad avanzada, y queda aún mucha tierra por poseer."(13.1) Y a partir de allí empieza a nombrar a los pueblos que quedaban por vencer. Te pregunto a ti hermana y hermano¿Como está hoy tu corazón?¿Es una tierra que pertenece exclusivamente al Espíritu Santo, una tierra santificada, con deliciosos frutos y flores sobre las cuales vuelan las mariposas?¿O es una tierra con abundantes valles de muerte y pecados ocultos no confesados al Señor?¿Cuántos enemigos de Dios albergas en tu corazón?¿Qué parte de tu vida continúas sin entregar al Señor para que él haga de ti un precioso huerto de riego?¿Cuál es el territorio que debes entregar a Dios?
Pensar que Josué ya era de"edad avanzada" y aún quedaba "mucha tierra por poseer". ¿Cuántos años hace que eres cristiano?¿Cuando miras atrás, ves cambios o todo sigue igual?¿Hay territorios vencidos o queda mucho aún por vencer?
Toda nuestra vida aquí en la tierra habrá mucho por conquistar, es la lucha espiritual entre el espíritu nuestro y el del Señor. Seamos sumisos a El, para que vivamos una vida tomados de la mano de Jesús. Gracias Señor porque te tenemos a ti. Como dice el salmo 90.12, oramos hoy a ti: "Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría"
el Señor los bendiga, guarde y guíe =)
con amor, Vale

martes, 12 de marzo de 2013

Raíces de amargura y Baobabs






El Principito, cap. 5: "En efecto, en el planeta del principito había, como en todos los planetas, hierbas buenas y hierbas malas. Por consiguiente, de buenas semillas salían buenas hierbas y de las semillas malas, hierbas malas.
Pero las semillas son invisibles; duermen en el secreto de la tierra, hasta que un buen día una de ellas tiene la fantasía de despertarse. Entonces se alarga extendiendo hacia el sol, primero tímidamente, una encantadora ramita inofensiva.
Si se trata de una ramita de rábano o de rosal, se la puede dejar que crezca como quiera. Pero si se trata de una mala hierba, es preciso arrancarla inmediatamente en cuanto uno ha sabido reconocerla.
En el planeta del principito había semillas terribles… como las semillas del baobab. El suelo del planeta está infestado de ellas. Si un baobab no se arranca a tiempo, no hay manera de desembarazarse de él más tarde; cubre todo el planeta y lo perfora con sus raíces. Y si el planeta es demasiado pequeño y los baobabs son numerosos, lo hacen estallar.
“Es una cuestión de disciplina, me decía más tarde el principito. Cuando por la mañana uno termina de arreglarse, hay que hacer cuidadosamente la limpieza del planeta. Hay que dedicarse regularmente a arrancar los baobabs, cuando se les distingue de los rosales, a los cuales se parecen mucho cuando son pequeñitos. Es un trabajo muy fastidioso pero muy fácil”."

El Señor nos dice en Su Palabra que no dejemos crecer raíces de amargura en nuestro corazón. También nos dice que guardemos sobre toda cosa guardada nuestro corazón, porque de él mana la vida. La Vida en nosotros comenzó el día que recibimos ese granito de mostaza llamada FE. El ladrón, quien es nuestro enemigo, viene a robar lo que el Señor ha sembrado en nosotros. ¿Porqué? Porque cuanto más hojas, raíces y frutos del Cielo haya en nuestro interior, más conocimiento tenemos de nuestro Padre Celestial. Esto enoja a nuestro enemigo, pero la Palabra nos Santifica, nos aparta para Dios. La Palabra es la espada de nuestro espíritu, con la cual batallamos. Los baobabs son llamativos árboles que crecen, la especie de la foto, en Africa. Son enormes. No dejemos que la amargura crezca de este tamaño en nosotros, pero sí deleitémosno en nuestro Creador por haber hecho tan llamativos árboles.
El Señor los bendiga, guarde y guíe =)
con amor, Vale


jueves, 7 de marzo de 2013

Dios Justo


"Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor a ellos"Génesis 18.26

El mismo Dios Justo que le dijo a Abraham que perdonaría a Sodoma si en ella se hallaban justos, es el mismo Dios que aún retarda Su Promesa de enviar a Su Hijo por el hecho que la Iglesia está aún en la tierra y en ella cada día hay hijos de Dios nuevos que están siendo incorporados. Es por amor a los escogidos que las bolas de fuego no caen del cielo, porque la Iglesia no fue creada para ira.
Dios es justo pero su misericordia es grande, y se deleita en hacerla, por lo cual se retarda para castigar a los pecadores que no le reciben a Jesús como Salvador y Señor.
El día de Salvación es HOY. Si te preguntas que hacer, habla con Dios y dile que crees que Cristo murió por ti, fue sepultado y resucitado de entre los muertos, cree como un niño que también ascendió a los cielos y hoy se halla sentado a la diestra del Padre. Si crees esto y lo confiesas a Dios serás sellado con el Espíritu Santo, y la paz llenará tu corazón, porque tu cuenta con Dios ha sido saldada. Jesucristo es el camino, la verdad y la vida. El Señor te bendiga, guarde y guíe  =)
con amor, Vale

martes, 5 de marzo de 2013

La semilla que cae junto al camino



Mientras Jesús hablaba con los judíos, les dijo que: "Los que pertenecen a Dios escuchan con gusto las palabras de Dios, pero ustedes no las escuchan porque no pertenecen a Dios."(Juan 8.47, NTV)
Estas palabras de mi Señor traen a mi mente a muchas personas que escuchan con atención cuando les hablo del Reino de Dios, de mi vida en la Iglesia, se los ve interesados e incluso hacen preguntas como para ver si les convendría introducirse "en este asunto" del Evangelio. También la biblia nos dice que "la fe viene por el oír y el oír por la palabra de Dios". Entonces puede ser que en algún momento estas personas pertenezcan al Señor porque tienen interés en la palabra. Pero una fe viva es aquella que además de oír también hace, obedeciendo a la palabra de Dios, como dice Pablo en la epístola a los filipenses: "no solo ser oidores sino también hacedores de la palabra". Si las personas solo oyen el Evangelio sin recibir a Jesús como Señor y Salvador, la palabra será esa semilla sembrada al costado del camino en el cual vinieron las aves del cielo y la comieron (Marcos 4.4). 
La fe viva es aquella que quien oye el Evangelio recibe a Jesucristo como Salvador, como único intermediario entre Dios y los hombres, esa persona es sellada y llena del Espíritu Santo, es una persona cuyos hábitos cambian, cuyo espíritu es vivificado, es alguien que ama a  Dios con todo su corazón, su mente, alma y al prójimo como a si mismo. Es una persona entregada totalmente al servicio de Dios, menospreciando su vida para conocer a Aquel por quien recibimos esa Gracia de ser hechos Hijos de Dios, Herederos de todo.
El día de Salvación es HOY. 

que el Señor te bendiga, guarde y guíe =)
con amor, Vale



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...