jueves, 5 de mayo de 2011

Creados para parecernos a Dios, no para ser "dioses"



El Mundo te Está Observando Ya sea que nos guste o no, en el momento que proclamamos nuestra fe en Jesús, el mundo comienza a observarnos y a juzgarnos. Ellos quieren ver si realmente somos diferentes, y muchos están esperando que caigamos justo frente a ellos, para que puedan racionalizar su propia resistencia al Evangelio. ¿Cuántos de ustedes han escuchado a alguien decirles que ellos piensan que todos los cristianos son hipócritas y que nunca podrían creer en Dios si los cristianos son el verdadero ejemplo de los creyentes en nuestro planeta. ¡Qué declaración tan triste! Todos nosotros somos llamados a representar a nuestro Señor en la mejor manera posible. Recuerdan lo que dijo C.S. Lewis. La gente usualmente no se vuelve cristiana porque ellos, o no conocen a alguien que sea cristiano, o ¡porque CONOCEN a alguien que es cristiano! Pero Dios quiere que seamos diferentes de lo que éramos antes de conocerlo. De hecho, ¡Dios nos creó con este deseo en mente!
De Tal Padre Tal Hijo Cada padre que ha tenido un hijo, ha deseado que su hijo se parezca a él. Aunque esa no sea nuestra meta como papás, es casi seguro que así suceda. A menudo los hijos terminan pareciéndose a sus papás. Ese también fue mi caso. Entre más me ama mi papá, es más probable que quiera que me parezca a él. Entre más amo a mi papá, es más probable que ¡yo quiera parecerme a él!
Efesios 4:22-24 “En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.”
Dios te creo ¡para ser COMO ÉL! ¡Fuiste creado para parecerte a Dios!
Fuiste Creado para Parecerte a Dios Ahora, aquí debemos dejar en claro a lo que Dios se refería cuando nos dijo que fuimos creados para parecernos a Él. Él NO está diciendo que fuimos creados para SER Dioses. Puede parecer tonto, pero esta clase de perspectiva es la raíz de muchas herejías. Joseph Smith, fundó el culto de los Mormones sobre la falsa enseñanza de que Dios fue una vez un hombre que se convirtió en Dios a través de Buenas Obras, y también pensaba que todos nosotros nos convertiremos en Dioses, ¡gobernando sobre nuestros propios mundos! Tengan cuidado de esta clase de herejías, porque no tienen nada que ver con la mente y el corazón de Dios. Son absolutamente anti-bíblicas. También es la tentación más antigua y un truco de Satanás. ¿Recuerdan lo que la serpiente le dijo a Eva en el Jardín para hacer que ella comiera del fruto prohibido?
Génesis 3:5 “…sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.”
Cuando Dios nos dice que nos creó para ser como Él, Él tiene en mente algo específico. Las Escrituras nos dicen que la verdadera imagen de Dios que jamás haya caminado sobre la faz de la tierra fue Dios Mismo, en la forma de Su Hijo, Jesucristo. Mira cómo es descrito Jesús en la Escritura:
2 Corintios 4:3-5 “Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor, y a nosotros como vuestros siervos por amor de Jesús.”
Colosenses 1:15 “El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.”
Jesús Mismo nos dijo que Él vino para que tengamos una vida plena y abundante.
Juan 10:10 “El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”
¿Y no sería fabuloso que pudiéramos tener una vida como la de Jesús? Si es que vamos a parecernos a Dios, y Jesús es nuestro modelo a seguir, entonces, ¿no deberíamos simplemente tratar de imitar Su vida? Mucha gente ve este verso y asume que la “abundancia” de vida es una vida que está llena de gozo todo el tiempo. Pero esta no es la vida que Jesús vivió. ¡Jesús vivió una vida que estuvo llena de cumbres Y valles! Él tuvo grandes momentos y tiempos de tristeza. Tiempos llenos de gozo y ¡tiempos llenos de sufrimiento! Si vamos a tener una vida como la suya, vamos a tener que aceptar el hecho de que Dios va a usar cada aspecto de la vida, tanto lo bueno como lo malo, para cambiarnos y transformarnos a Su imagen.
¿Comodidad o Carácter? Verás, Dios está más interesado en nuestro carácter de lo que está en nuestra comodidad. Ya hemos hablado antes de esto, y es una importante verdad de la que debemos ocuparnos. Solo vamos a desarrollar el carácter y la naturaleza de Dios si estamos dispuestos a RENDIRNOS a ÉL! Así que comencemos con la idea de que fuimos diseñados por Dios para ser COMO Él. Fuimos creados para ser “semejantes” a Dios.
Un hombre estaba sentado en la banca de un parque cuando un niño pequeño de aproximadamente cinco años de sentó a su lado y comenzó a darle cuerda a lo que parecía ser su más preciada posesión – un reloj. “Caray, qué bonito reloj,” remarcó el hombre. “¿Te dice la hora?” “No señor,” respondió el niño, “tú tienes que verla.”
La verdad de Dios está dondequiera, pero debes buscarla y verla. Así que seamos realmente prácticos y hablemos acerca de cómo podemos volvernos más como Jesús, y por lo tanto, más como Dios. ¿Qué se necesita para llegar a ser “como Cristo”?
Transformado por la Verdad Dios quiere que nos transformemos, y Él usa dos herramientas para lograr esto en nuestras vidas. Solo dos. Si puedes ocuparte de estas dos herramientas, eventualmente llegarás a parecerte más a Él, ya sea que te des cuenta de ello o no. Primero, Dios quiere que seamos transformados por la VERDAD: ¿Qué quieres decir con eso? Bueno, cuando digo la verdad, realmente estoy hablando acerca de la ENSEÑANZA. La enseñanza de Jesús y la enseñanza de Dios el Padre, como se ve en las Escrituras. Mira lo que Jesús les dijo a Sus discípulos justo antes de ascender al cielo:
Mateo 28:18-20 “Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.”
Jesús les dice a sus discípulos, y a todos nosotros, que vayamos y hagamos discípulos por todo el mundo. La palabra griega que se usa aquí para ‘discípulos’ es “matheeteúsate” y ¡es la misma palabra que es usada para ENSEÑAR! Esto significa ‘enseñar.’ Dios no está satisfecho solo con nuestros intentos de compartir el Evangelio con la gente. ¡Él quiere que les enseñemos cómo ser como ÉL! Veamos Efesios 4:20-24
Efesios 4:20-24 “Mas vosotros no habéis aprendido así a Cristo, si en verdad le habéis oído, y habéis sido por él enseñados, conforme a la verdad que está en Jesús. En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente, y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.”
Dios quiere enseñarnos a ser como Él, y eso solo va a suceder si nos rendimos a Él y al hecho de que Él quiere enseñarnos la verdad a través de Su Palabra.
¿Imitación o Habitación? Tienes que darte cuenta de que podremos intentarlo tanto como podamos, y nunca seremos como Cristo en nuestras propias fuerzas, simplemente porque tratamos de imitar a Jesús, basándonos en nuestros propios esfuerzos. Algunas personas piensan que así es como llegarás a parecerte a Cristo, a través de la imitación. Pero realmente esta no es toda la verdad. Si quieres llegar a ser como Cristo, tiene que ver más con la HABITACIÓN. Veamos más de cerca Efesios 4:20-24. La Escritura nos dice que “despojaos del viejo hombre…” Y aquí es donde mucha gente entiende que la idea de una transformación es simplemente el resultado de nuestro propio esfuerzo. Es cierto que hay algo que debemos hacer en nuestra transformación. Debemos CONTRIBUIR PRIMERAMENTE, y CONFIAR. Pero esto no hará posible que seamos como Cristo. De hecho, Jesús nos dijo que no podemos hacer nada sin Él y esa es una verdad absoluta. La segunda parte de los versos revelan la fuente del poder que hará posible ser como Cristo. “…y renovaos en el espíritu de vuestra mente,…” Debemos reconocer que es el Espíritu de Dios el que actuará en nuestras vidas para llevar a cabo una verdadera transformación. Nosotros simplemente debemos COOPERAR, OBEDECER y RENDIRNOS al suave impulso del Espíritu Santo en nuestras vidas. Debemos aceptar la verdad de la Escritura y ¡dejar de pelear con Dios! Finalmente, debemos recordar que nuestra Meta aquí es simplemente: “…y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad…” Estamos tratando de complacer a Dios convirtiéndonos en todo lo que fuimos creados para ser. Somos llamados a RESPONDER a la increíble bondad de Dios siendo MODELOS de una vida que sea digna de Dios, y ¡¡¡dedicándonos a Su Enseñanza!!! Y simplemente no podemos dedicarnos a la enseñanza de Dios, a menos que nos enamoremos de Su Palabra. Jesús sabía que algunos de nosotros tendríamos “oídos para oír” la Palabra de Dios, y algunos no los tendrían. Es triste pero cierto. Para algunos, la verdad de la Escritura caerá al lado del camino y la semilla nunca caerá en nuestros corazones. Esto es por lo que Jesús nos dijo la Parábola de Sembrador:
Mateo 13:1-9 “Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar. Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa. Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno. El que tiene oídos para oír, oiga.”
Algunos de nosotros simplemente rechazamos toda la Palabra de Dios. Satanás impide que entre en nuestros corazones. Otros aceptan la verdad en un principio, pero dejan que las distracciones del mundo se interpongan y eventualmente se alejan. Otros escuchan la Palabra de Dios, trabajan a través de sus dudas y temores, y eventualmente descubren que en las páginas de la Escritura se encuentra toda la verdad.
Billy Graham Hubo una vez un joven que dudaba de la verdad de la Escritura. Me refiero a que realmente tenía dudas. Eventualmente se dio cuenta de que necesitaba resolver este problema y buscó a Dios para ello. Se arrodilló bajo una luna llena y le pidió a Dios que lo ayudara con sus dudas acerca de la verdad de la Biblia, y de lo que enseña acerca de Dios y acerca de la vida. Esa noche decidió confiarse a Dios, confiar en la Biblia como la absoluta verdad; y esperar a que Dios le aclarara este problema. Dios respondió a su total rendición y honró a Billy Graham con una vida como pocas ha habido. Las dudas iniciales de Graham fueron respondidas por Dios a través de las décadas, y ¡Dios usó a Billy Graham de maneras increíbles! Ahora, ¿Qué tan dedicado estás tú a la Palabra de Dios? ¿Te has rendido a ella como lo hizo Billy Graham? ¿O aún estás desperdiciando mucho de tu tiempo en las distracciones de la vida? Dios usa cada situación de tu vida para transformarte a Su semejanza, y esto también incluye todas las situaciones tanto buenas como malas. Cada experiencia es usada por Dios para desarrollarnos y transformarnos. Spurgeon nos dice que, “A menudo, nuestras pruebas actúan como un cercado de espinos para mantenernos en los buenos pastos, pero nuestra prosperidad es una brecha por la que nos extraviamos.”
Transformados Por los Problemas Dios nos transformará con el tiempo, usando la verdad encontrada en Su Palabra, pero también seremos transformados usando los problemas que surgen en nuestras vidas. Esta es la segunda forma en que Dios nos transforma. Todos nosotros enfrentamos pruebas y stress y ataques de una u otra naturaleza. A veces sentimos como si este stress nos quebrara bajo su peso, y si estamos viviendo una vida que no está conectada a Dios, es probable que así sea. Pero todos nosotros hemos conocido a alguien que parece ser impermeable a las presiones y preocupaciones de la vida. Sin importar lo que suceda, ellos parecen ser capaces de vivir calmada y sabiamente por sobre la tormenta. Esta también debe ser una verdad para nosotros. Como cristianos, debemos saber que todo está bajo el control de Dios, y Dios puede simplemente usar los tiempos difíciles para moldearnos y desarrollarnos en la paciencia y el carácter, hasta que nos parezcamos más a Él. Mira lo que Dios nos dice en la Escritura:
Romanos 8:28-29 “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.”
Recordar, Regocijarse, Rehusarse Es verdad que Dios siempre está trabajando para nuestro BIEN, aún en los tiempos difíciles y situaciones duras, ¿cómo debemos reaccionar frente a estas dificultades? Yo quiero recordar las tres “R”s, y observar a alguien que fue capaz de hacer esto en su propia vida. Primero, es importante para nosotros RECORDAR que el plan de Dios para nosotros es bueno, aún cuando parezca que la vida es difícil.
Joni Erickson Tada era solo una adolescente cuando sufrió un accidente al zambullirse en agua poco profunda, lo que le ocasionó la fractura de su columna y la dejó cuadraplégica. Literalmente ella no podía usar ni sus brazos ni sus piernas. Su vida parecía haber terminado, y si hubiéramos sido tú o yo, pudimos haber creído lo mismo. Pero Joni ya tenía su fe puesta en Dios y era muy activa en la iglesia. Ella tenía a gente importante a su alrededor que estaban dispuestos a dirigirla a Romanos 8:28 y otros versos como este, que nos dicen que Dios tiene un GRAN plan para nuestras vidas, aún cuando no sea el plan que esperábamos. Así que Joni fue capaz de buscar las cosas que aún podía hacer, a pesar de sus lesiones, y también fue capaz de REJOCIJARSE por estas cosas y en Dios por ellas. Así que comenzó a enseñarse ella misma a pintar, usando sus dientes para sostener el pincel. Se volvió una muy buena pintora y la gente comenzó a buscar sus pinturas. Con el tiempo también comenzó a hablar acerca de su fe y a escribir libros. Estas eran cosas que aún podía hacer, y cada día, mientras buscaba a Dios para la dirección de su vida, comenzó a entender que estas eran actividades que Dios siempre había querido que ella hiciera. Dios había diseñado y planeado su vida para ser un ejemplo de ánimo para otros. Ella aún enfrenta muchas dificultades, como podrán imaginarse. Cada día es aún difícil para ella. Pero a lo largo del camino, ella no a fallado en ver la mano de Dios en su vida, y se ha REHUSADO a rendirse en los tiempos difíciles. Ahora, muchos años después, Joni se ha convertido en una increíble conferencista muy solicitada, ha escrito más de 30 importantes libros cristianos, tiene cuatro títulos honoríficos y ha estado casada por más de 20 años. Joni Erickso Tada fue lentamente transformada en la imagen de Cristo por una verdad y un problema.
Dios nos anima constantemente a continuar esforzándonos para crecer en nuestra fe, a través de buscar la Palabra y buscar a Dios en tiempos difíciles:
Filipenses 2:12-13 “Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.”
JOSUÉ CRUZANDO EL JORDÁN Entendamos que habrá muchas veces cuando Dios te pedirá dar el primer paso, en ‘temor y temblor,’ aún cuando tú no entiendas lo que Dios está tratando de hacer en tu vida, con la promesa de que Dios está ahí, y te ama intensamente y guiará tu futuro como Él lo ha prometido. Cuando escuches la voz de Dios llamándote para hacer algo correcto pero tal vez un poco incómodo, debes actuar primero con la promesa de que Dios te protegerá y te guiará. Algo similar le sucedió a Josué mientras estaba dirigiendo a los israelitas. La nación entera llegó al Río Jordán y sabía que Dios los había llamado a cruzarlo para encontrar la nueva vida que Él les había prometido. Pero el río era ancho, profundo y de corrientes rápidas, y parecía imposible cruzarlo. Dios le habló a Josué y le prometió que Él detendría río arriba las impetuosas aguas, para que ellos pudieran cruzarlo. Le dijo a Josué que simplemente pusieran su pie dentro del río y éste se secaría para que todos ellos pudieran cruzarlo. Josué tenía que acercarse a la orilla del río mientras la corriente aún estaba embravecida. Él fue llamado PRIMERO a entrar, y luego Dios secaría el río. Al igual que Josué, a menudo somos llamados a dar el primer paso, con la promesa de que Dios responderá. Somos llamados a la acción, tomando un papel en nuestra propia transformación, mientras somos conformados por la verdad y los problemas. Dios nos está llamando a buscar Su plan cuando los tiempos se vuelven realmente difíciles. Es posible que no creas aún en el principio inicial básico de que Dios te consideraría lo suficientemente importante para guiarte y moldearte a Su imagen. Tú puedes estar pensando que eres demasiado insignificante, o aún más importante, puedes estar pensando que simplemente no eres digno(a). Tú conoces tu corazón, y puedes estar preocupado(a) de que ya hayas hecho algo que te excluiría de la familia de Dios, o de Su deseo de hacerte como Su Hijo. Puedes pensar que no hay forma de que Dios pueda hacer algo contigo cuando tú ya has estafado, has tenido sexo fuera del matrimonio, te has descarriado, has probado drogas, etc. Necesitas saber que Dios te ama como Su hijo(a) y trabaja a través de toda clase de personas, cambiándolas y usándolas para llevar a cabo Su Plan.
Hace algunos años, el Gobernador Neff del Estado de Texas recibió una invitación para hablar en una de las penitenciarías en el estado. Él hablo ante la asamblea de prisioneros y después dijo que estaría por ahí un rato para escuchar cualquier cosa que cualquiera de los convictos quisiera decirle. Se quedaría tanto tiempo como ellos quisieran, y cualquier cosa que le dijeran sería de carácter confidencial. Los convictos comenzaron a llegar, uno a la vez. Uno tras otro le contaron la historia de cómo habían sido sentenciados injustamente, que eran inocentes y deseaban salir. Finalmente vino un hombre que le dijo “Gobernador Neff, yo no quiero tomar mucho de su tiempo. Solo quiero decirle que realmente hice aquello por lo que me encarcelaron. Pero ya he estado aquí por un número de años. Creo que ya he pagado mi deuda a la sociedad, y si fuera puesto en libertad, yo sería capaz de vivir una vida recta y demostrarme a mí mismo que soy digno de su misericordia.” Este fue el hombre a quien el Gobernador Neff perdonó.
Dios Puede Moldearte a Ti También Dios está dispuesto a perdonarte y re-formar a aquellos de nosotros que vengamos y nos rindamos a Él. Hay muchas mujeres interesantes en la historia de Israel como ejemplo, quienes tenían pasados oscuros y aún así fueron usadas y moldeadas por Dios.
Rut era una viuda y se fue a vivir con su suegra. Ella ni siquiera era judía y rompió la ley al casarse con un hombre judío. Tamar es un personaje del Antiguo Testamento que sedujo a su suegro ¡con el fin de quedar embrazada!
Betsabé cometió adulterio con David y esto condujo a ultima instancia ¡al asesinato de su esposo! Rahab, quien ayudó a esconder a los exploradores judíos mientras espiaban en la ciudad de Jericó, era, de hecho ¡una prostituta!
Estas cuatro mujeres hicieron más de lo que tú has hecho para ofender a Dios, sin embargo ellas son mencionadas en una significativa genealogía en la Escritura. ¡Ellas forman parte de los ancestros de Jesucristo! Todas moldeadas con el tiempo, usadas por Dios, y hechas aceptables a Sus ojos ¡a través del sacrificio de Jesucristo en la cruz! Si ellas puedieron tener esta relación con Dios, con toda seguridad ¡tu también puedes! Dios quiere que lo glorifiques y está enfocado en tu transformación. Ahora simplemente depende de ti el comprometerte a una vida dirigida y moldeada por la voluntad y la Palabra de Dios. ¡Es mi oración que lo hagas hoy!









1 comentario:

  1. Hola. Es de bendicion a mi vida tu blog, gracias por compartir, Dios te siga usando poderosamente!
    Yo tengo un blog me gustaria invitarte a que me visites y en lo posible te sumes a mis seguidores, yo ya me sume a tu blog! Dios te bendiga
    Blog Confia En Cristo
    http://confiaen-cristo.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...