domingo, 11 de septiembre de 2011

No dejes de comunicarte con Dios

"No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis"
Mateo 6:8
Un amigo, que es piloto comercial, me contó acerca de un vuelo en el que se enfrentó con un grave problema mecánico, con peligrosas implicaciones. Cuando se produjo esa situación, las luces de alarma de la cabina de mando le informaron lo que ocurría, él monitoreó todo hasta llegar a destino y, finalmente, aterrizaron sin inconvenientes.

Una vez que estuvieron en tierra, el piloto fue de inmediato a hablar con el equipo de mantenimiento para informar lo sucedido. Para su asombro, los mecánicos respondieron: «Ya conocemos del problema y estamos listos para arreglarlo. Cuando sonó la alarma en la cabina del avión, nosotros también recibimos automáticamente la advertencia». Mientras me comentaba sobre este incidente, no pude evitar compararlo con las palabras de Jesús sobre nuestro Padre celestial: «… vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis» (Mateo 6:8). El Señor dijo esto para diferenciarlo de las personas que creen que debemos usar «vanas repeticiones», ya que «piensan que por su palabrería serán oídos» (v. 7). Jesús ratifica que Dios conoce a sus hijos y se interesa por ellos. Aunque el Señor conoce nuestras necesidades, aún desea que le contemos lo que tenemos en el corazón. Él está listo para escuchar nuestra oración y, por Su gracia, reparar los daños que hayamos experimentado.

Reflexión: La oración es la voz de la fe que confía en que Dios sabe todo y se interesa

El Poder de Dios:

No dejes de comunicarte con Dios y considera lo siguiente:

1) El Señor Dios Todopoderoso puede todo. No hay nada imposible para Él. (Lucas 1:37).
2) El Señor Dios Todopoderoso invita a su pueblo a hablarle en oración. La oración a Dios debe ser ofrecida persistentemente (Lucas 18:1), con acción de gracias (Filipenses 4:6), con fe (Santiago 1:5), dentro de la voluntad de Dios (Mateo 6:10), para la gloria de Dios (Juan 14:13-14), y con un corazón recto delante de Dios (Santiago 5:16).
3) El Señor Dios Todopoderoso escucha las oraciones de sus hijos. Él nos manda a orar, y nos promete escuchar cuando lo hacemos. “En mi angustia invoqué a Jehová, Y clamé a mi Dios. El oyó mi voz desde su templo, Y mi clamor llegó delante de él, a sus oídos. (Salmo 18:6).
4) El Señor Dios Todopoderoso responde a las oraciones. “Yo te he invocado, por cuanto tú me oirás, oh Dios; Inclina a mí tu oído, escucha mi palabra.” (Salmo 17:6). “Claman los justos, y Jehová oye, Y los libra de todas sus angustias.” (Salmo 34:17).
El poder de la oración se basa en “quien” escucha y “contesta” nuestra oración. La oración nos pone en contacto con el Dios Todopoderoso, y debemos esperar poderosos resultados, si Él escoge conceder nuestras peticiones o no, si deniega nuestra solicitud, o nos pide que esperemos en Él. Cualquiera que sea la respuesta a nuestras oraciones, el Dios a quien oramos es la fuente de todo poder, y Él puede respondernos y lo hará, de acuerdo a su voluntad y horario perfecto. No dejes de comunicarte con Dios.


tomado de http://www.bbnradio.org/

1 comentario:

  1. Hermana Vale Que Tengas Una Semana Bendecida LLena De Amor Y Fe Que Agigante Cada Aspecto De Tu Vida. Lindo Escrito Me Gusto Mucho. Cada Dia DIOS Me Sorprende Con Palabras Lindas Que Me Enamoran Mas De El.Recibe Humildemente Un Gran Abrazo Y Como Siempre Mis Mas Sinceras Oracioness Hacia Ti Y Tu Familia. Chicuela De Dios Sigamos La Obra Del Senor. Gozemonos En Todo Lo Que Dios Nos Regala Conforme A Su Bendita Voluntad. Gloria Demos A Yeshua Hamashiaj, Quien Nos Da Conforme A Su Gigante Amor Todo Lo Que Necesitamos, Amen Y Amen.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...