jueves, 15 de septiembre de 2011

3 aspectos de la muerte de Cristo en la cruz

El Señor Jesucristo en la cruz del Calvario sufrió por Amor a nosotros.Jesús tuvo que morir para vencer a la muerte. Sufrió la muerte en sus 3 aspectos para vencerla:

 *Muerte física: el Señor no estaba sujeto a la muerte, porque no es un ser caído, pero la padeció para salvar a los pecadores de la muerte eterna.
"Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción" Salmo 16.10
Tampoco alguno de sus miembros fue quebrantado, cumpliendose así la profecía. En esos tiempos se acostumbraba quebrar las rodillas a quienes crucificaban para que su muerte fuera aun más rápida(Juan 19.36).
"19 Muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará Jehová. 20 El guarda todos sus huesos; Ni uno de ellos será quebrantado. "
Salmo 34
*Muerte espiritual: soportó la muerte espiritual que todos sufrimos desde que nacemos antes de conocer al Señor Jesucristo como nuestro Amado Salvador. Gracias a Su Sacrificio, El nos da vida espiritual para que podamos verle y disfrutar de Su Amor y compañía, de la cual nos deleitaremos en mayor intensidad toda la eternidad. El nos da vida eterna.

"Cerca de la hora novena, Jesús clamó a gran voz, diciendo: Elí, Elí, ¿lama sabactani? Esto es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?" Mateo 27.46

Esta muerte espiritual significa: separación con Dios. Al hacerse pecado en esa cruz, estuvo separado del Padre, lo cual nunca había sucedido antes ni volverá a pasar.

* Condenación: al haber sido "hecho pecado" por nosotros, le acarreó la condenación de Dios. Sufrió la Ira que estaba sobre nosotros, que es la muerte eterna. Es algo incompresible para nosotros pero podemos apreciar qué hermoso Salvador nos dio el Padre, que bello Don nos ha dado, nos dio a Su Único Hijo!

"El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehusa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él." Juan 3.36

Queridos hermanos, que bello es nuestro Amado Adonai Jesucristo al ofrecerse a si mismo, poniendo Su Vida y ocupar todos los lugares malditos que merecíamos! Si bien sufrió físicamente, lo peor debe haber sido sentirse separado del Padre. A veces recuerdo como era sentirse así y no puedo imaginar mi vida sin mi Señor, mi vida sin Dios no podría soportarla, ahora que le conozco. Gracias Padre porque prometes jamás abandonarme! en el nombre de Jesucristo a ti sea la gloria por todos los siglos. Amén!
Tampoco puedo imaginar lo que debe haber sido sufrir la Ira de Dios. Esta siempre es expresada como bolas de fuego que todo lo destrozan, como por ejemplo lo que sucedió a Sodoma y Gomorra. Gracias Señor por tanta misericordia que haz tenido al abrir mis ojos y oídos para que pueda verte!

Si llegaste aquí y aun no tienes al Espíritu Santo morando en ti, si aun Cristo no es tu tesoro y piedra preciosa, si aún no nace de ti llamar Padre a Dios porque el Espíritu de Cristo no vive en ti; te digo que
no pierdas más tiempo en las cosas triviales de este mundo, porque este mundo pasará y de él no te llevarás más que decepciones y la condenación eterna. Estarás toda la eternidad separado de Dios y sufriendo entre llamas que jamás se apagan sabiendo que tuviste la oportunidad de llamar a Cristo para que te salve, de pedirle perdón por tus pecados con un arrepentimiento sincero y de creer en que es el Hijo de Dios que vino a ocupar tu lugar, el lugar de ira, de enojo, de muerte física, espiritual y eterna. Que luego de morir para  dar muerte a la misma muerte, resucitó teniendo victoria sobre ella. Invita a Jesucristo a vivir en tu interior, lee los evangelios y conoce quién es este maravilloso Salvador que hoy te está llamando y ofreciendo la oportunidad de que seas hijo de Dios, de hacerte nueva criatura y guiarte hacia tu verdadero destino. Deja de deambular por caminos inciertos, toma la mano de Jesucristo y camina tras Sus huellas. Sé su discípulo, sé Su amigo, sé Su hermano, sé uno de los escogidos por quien El murió, sé consolado por Su Amor Perfecto, sé feliz por siempre porque El JAMÁS TE ABANDONARA, SU PRESENCIA IRÁ SIEMPRE CONTIGO!

"5 Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, 6 el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: 7 vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad, 8 pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia; 9 tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego, 10 pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego; 11 porque no hay acepción de personas para con Dios.12 Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados; 13 porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios, sino los hacedores de la ley serán justificados.14 Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos,15 mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos,16 en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio." Romanos 2

Por Vale

* de unos estudios de escatologia realizados por Esteban Beitze

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...