miércoles, 26 de diciembre de 2012

"Te guardaré de la hora de la prueba", dice el Señor


"No llores. He aquí el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos" Apocalipsis 5.5

Jesús, el Hijo de Dios, descendió del Cielo, y se hizo hombre para que nosotros seamos hechos hijos de Dios al creer en El. Dió Su Vida en la cruz del Calvario y la volvió a tomar, cuando resucitó de entre los muertos. Jesucristo venció a la muerte y al diablo. De igual manera, los hijos de Dios hemos vencido.
El Señor Jesucristo ha vencido y por eso podrá abrir el libro que desatará los siete sellos que darán inicio a la Revelación de Juan, conocida como apocalipsis. El Señor vendrá por Su Pueblo, pero también a descargar Su Ira sobre todos aquellos que le niegan y aborrecen. Jesús será enviado por el Padre a la hora que no sabemos. El Señor no retarda su promesa, sino que es paciente para con nosotros, porque no quiere que ninguno de sus escogidos perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento (2Pedro 3.9). Aún hay muchos hombres y mujeres, que no saben que pertenecen a la familia celestial, y el Señor los llama para que se arrepientan de sus pecados y vayan a los pies de Cristo por misericordia. Dios ama a aquellos de corazón humilde y contrito, de ellos es la salvación. ¿Eres tu uno de sus escogidos? ¿Tu corazón siente el llamado de Dios? No pierdas más tiempo, Cristo te da una vida abundante, que la imaginación del hombre no puede percibir. Invoca mi nombre, te dice Jesús, y sé salvo, y sé mío/a.
Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche, en la cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra, y las obras que en ella hay serán quemadas
(2Pedro 3.10). Este será el resultado de la apertura de los sellos, del toque de las trompetas y de las copas de ira.
Me gustaría resaltar la Misericordia de Dios cuando luego de la apertura de los siete sellos, los ángeles empiezan a tocar las trompetas. El quinto ángel toca la trompeta y cae del cielo una estrella (para mi simboliza un ángel), a la cual se le da la llave del abismo y abre el pozo del abismo. Sube humo de ese pozo que oscurece el sol y el aire. Del humo salen langostas sobre la tierra, y se les da el poder que atormente a los hombres cinco meses, con el tormento que da un escorpión al herir una persona. O sea, terrible! Estos hombres ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos. Pero en toda esta tortura que a los ojos de Dios es Justa, porque El es Justo y Santo, como el Señor no puede negarse a si mismo y El también es Misericordia...manda a las langostas que no dañen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que NO TUVIESEN EL SELLO DE DIOS EN SUS FRENTES (Apocalipsis 9.1-12). El Señor siempre guarda, y salva a los suyos. El cumple Sus Promesas y no es hombre para que mienta. Así que no importa cuanta maldad y juicios nos rodeen porque "El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente"

El Señor los bendiga, guarde y guíe =)
con amor, Vale


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...