sábado, 4 de diciembre de 2010

Los planes eternos de Dios

En el año 1912, un pastor inglés, el reverendo Juan Holden, compró un pasaje de primera clase para el Titanic. Aquel primer viaje del Titanic iba a ser una experiencia inolvidable para el pastor Holden, y él pasó mucho tiempo soñando con las cosas que vería y haría, y comería como un pasajero de primera clase en el gran TITANIC. Pero el día justo antes del viaje, la esposa del pastor Holden se enfermó. Pensando más en la necesidad de su querida esposa, el pastor Holden se quedó con ella y perdió el viaje Cómo ustedes saben, el día siguiente se hundió el Titanic y más de 1.500 personas perdieron su vida.
Ese pasaje del pastor Holden fue el único---el único---pasaje de primera clase---que no fue usado. Él lo tomó, le puso un marco muy elegante, y lo colgó en su casa con estas palabras del Salmo 103: “Al que rescata del hoyo tu vida”. ¿Por qué salvó Dios la vida del pastor Holden y no las de muchas otras personas? No sabemos. Lo que sí sabemos es que Dios sabe cómo cambiar nuestros planes para darnos algo mejor de lo que habíamos planeado.
En este caso de pastor Holden, se hizo esperar porque Dios le había cambiado los planes. ¡¡Ojalá que fuera siempre el mismo caso con nosotros!! Pero la verdad es que a veces Dios cambia nuestros planes más preciosos sin decirnos por qué. Sin darnos ni la pista más pálida de una razón. ¿Han vivido eso, ustedes? Yo también. Esta mañana vamos a ver en la vida de María, la madre de Jesús, cómo debemos responder cuando Dios cambia nuestros planes preciosos. Comenzando con Lucas 1:26, vamos a ver tres principios para saber cómo responder cuando Dios hace un cambio en nuestros planes. Primer principio:
I. DIOS TIENE EL DERECHO A CAMBIAR NUESTROS PLANES CÓMO Y CUÁNDO ÉL QUIERA.



Dios es Dios, y él tiene el derecho a cambiar nuestros planes cómo y cuándo quiera. El salmo 135:6 dice, “Todo lo que Jehová quiere, lo hace . . . en los cielos y en la tierra, en los mares, y en todos los abismos.” . . . . y también en su vida y en la mía. ¿Cómo responde usted cuando Dios cambia sus planes más preciosos? ¿Con amargura? ¿Con envidia de otros cuyos planes siguen adelante? Tenemos que decidir en nuestro corazón que Dios tiene el derecho a cambiar nuestros planes para que sus propósitos sean realizados en nosotros. “Todo lo que Jehová quiere, lo hace . . . en los cielos y en la tierra”.




II. MUCHAS VECES, DIOS CAMBIA NUESTROS PLANES PORQUE QUIERE USAR NUESTRA VIDA PARA EXALTAR A JESUCRISTO EN ALGO NUEVO.
Dios quiere usar nuestra vida para exaltar al Señor Jesús en algo nuevo. Quiere que nuestra vida vaya más allá de nuestro mundo pequeño para exaltar a Cristo en algo nuevo. Por eso dice el texto, ¡NADA HAY IMPOSIBLE para Dios! Nada hay imposible para Dios cuando se trata de hacer algo nuevo con nosotros para exaltar a Cristo



III. EN MEDIO DE LOS CAMBIOS QUE DIOS HACE EN NUESTROS PLANES, ANDEMOS POR FE Y NO POR VISTA.
Me gustaría poder decir esta mañana que cada vez que Dios hace un cambio en nuestros planes, él nos explica con detalles cómo va a usar ese cambio para exaltar a Jesucristo en nuestra vida. Pero no es así. Dios pide que andemos por FE en él y en los planes de él. Entonces María dijo: “He aquí, la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra “ (conforme a tus planes) y PUNTO. Y el ángel se fue de su presencia.
Es fácil para nosotros mirar para atrás y ver la vida de Jesús, los milagros de Jesús, su muerte en la cruz para quitar el pecado del mundo, su resurrección, y su ascención, y pensar, “¡qué maravilloso! Pero María no veía todo eso con claridad. Tenía que andar por fe. Dios sabe que usted quiere exaltar a Jesucristo con algo nuevo en su vida para que las futuras generaciones lo llamen---a usted ---“bienaventurado”. Y sabiendo eso, quizás Dios tiene que hacer un cambio en tus planes y los míos.



¿Estarías dispuesto en esta mañana a decirle a Dios, “Padre, no te pido la claridad: te pido más fe. He aquí tu siervo, tu sierva, que se haga conmigo según tus planes eternos”. ¿Estarías dispuesto a orar así y vivir así? Ese regalo de la fe es el mejor regalo que le puedes dar a Dios en esta época de la navidad.



tomado de obrerofiel.com





No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...