domingo, 29 de abril de 2012

Sirviendo al Señor con PODER

Queridos hermanos en Cristo: hoy estuve leyendo 1Corintios 13, que forma parte de la epístola que envió Pablo desde Éfeso a la iglesia de Corinto, la cual sufría de problemas doctrinales y de cuestiones éticas. En el capítulo 12 habla sobre los dones espirituales, en el capítulo 13 habla de la importancia de servirle al Señor con  el fruto del amor y en el capítulo 14 da una serie de indicaciones para realizar el uso correcto del don de profecía y de lenguas. 


1Corintios 13.1-3: Servir sin amor "no sirve"


"1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.    2 Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.    3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve."


En estos tres primeros versículos nombra una serie de dones: de lenguas, profecía, ciencia, fe, de repartir y servicio. Sabemos que cada creyente que es redimido por la sangre de Jesucristo, al ser sellado con el Espíritu Santo, recibe uno o más dones. Dios nos dice en Su Palabra que debemos hacer uso de esos dones. Aquí, Pablo, da ejemplo de algunos dones usados al máximo exponente como por ejemplo el don de repartir (Romanos 12.8) en el cual si algún hermano tuviera este don y reparte todo lo que tiene para dar comida a los pobres hasta quedarse él mismo sin alimento, pero si lo hace sin amor de nada sirve. 
Ni el hablar todas las lenguas, ni el tener profecía, toda la ciencia, toda la fe, ni repartir todas mis pertenencias, ni entregar mi cuerpo entero sirven de nada si no es realizado con amor.


1Corintios 13.4-7: Andar como Jesús anduvo

    "4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece;    5 no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor;    6 no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad.    7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta."

Entonces, a continuación, Pablo da una definición del amor, para que quede claro de qué se trata el uso de los dones espirituales con AMOR. Puedo decir que quien ama: sufre, es bueno, no es envidioso, no se jacta ni envanece, hace lo correcto, no es egoísta, no se enoja, perdona, es justo, no miente, no tiene malos pensamientos, tiene paciencia, y es misericordioso. Todas estas palabras me llevan a pensar en el fruto del Espíritu (Gálatas 5.22-23) y a la vez ese fruto es característico de la Persona del Señor Jesucristo.
Creo que debemos pedir ayuda al Señor para que nos limpie de toda maldad, para que las obras de la carne ya no nos dominen, sino que el Espíritu Santo de Dios sea quien nos guíe. No estoy diciendo que no voy a tener pecado, no estoy diciendo que no puedo caer en tentación, porque aún vivimos en este cuerpo, pero sí podemos vivir guardando los mandamientos de Dios, siguiendo los pasos de Jesús. Como hijos de Dios, debemos anhelar vaciarnos cada día más de toda impureza para que seamos llenos del Espíritu Santo y llevar ese fruto precioso como testimonio al mundo. Abramos nuestro corazón, derramemos toda inquietud ante Su Presencia, para que el Señor nos envuelva con Su Espíritu de Amor y que todo lo que hagamos sea por amor a Su Nombre, a los hermanos y al prójimo. Menguemos para que El crezca. De esta manera, seremos instrumentos limpios para servir al Señor con PODER, a través de los dones que nos ha dado para el crecimiento de la Iglesia. Si no estamos llenos del Espíritu Santo e intentamos hacer uso de los dones espirituales y ministeriales seremos personas que hablan en lenguas desde su imaginación, pastores que aconsejan a sus ovejas usando de psicología, evangelistas que tratarán de convencer hablando desde su intelecto, profetas que dirán falsas profecías. Seremos más que ayuda, un obstáculo para la Obra del Señor, si bien El en su Soberanía todo lo usa para Sus Propósitos Eternos. Sin la llenura del Espíritu Santo todo lo haremos desde la carne, sin AMOR, sin PODER. Y no olvidemos que algún día tendremos que dar cuenta al Señor de todo lo que hemos hecho en el cuerpo.

"El que tiene mis mandamientos y los guarda, ese es el que me ama, y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él" JESÚS (Juan 14.21)

1Corintios 13.8-13: El amor es el camino más excelente

   "8 El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.    9 Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos;    10 mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará.    11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.    12 Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido.    13 Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor."


En estos versículos finales, el apóstol Pablo, sigue hablando del amor. Dice que el amor nunca acabará y así es, porque llegará el día en que estaremos en el cielo con Dios y ya no necesitaremos de dones espirituales para edificarnos, porque el Señor nos dará cuerpos glorificados, ya no necesitaremos de fe ni esperanza porque le veremos cara a cara, le veremos a El y seremos como El. Ahora somos vasijas de barro portadoras de un precioso Don (regalo): el Espíritu Santo, el Espíritu de Cristo y Dios mismo viviendo en nosotros. Seamos un canal de bendición en donde el Espíritu Santo, cual río de agua viva,  fluya de nosotros para el avance del Reino de Dios y de la edificación de la esposa del Señor.
Recordemos hermanos, los dones NO son para entretener o hacer crecer egos, sino para servir al Señor, para edificar a Su Cuerpo que es la Iglesia.

Que el Señor los bendiga, guarde y guíe =)

con amor, Vale




martes, 17 de abril de 2012

Los dones de Cristo

Queridos hermanos en Cristo, les cuento que hoy estuve leyendo la epístola de Pablo a los Efesios en el pasaje donde dice: "7 Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo.
    8 Por lo cual dice:
    Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad,
    Y dio dones a los hombres. 
    9 Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? 10 El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor."(Efesios 4.7-16)

El pasaje cuenta de los dones que Cristo le dejó a la Iglesia. Estos dones son: 
* Apóstoles
* Profetas
* Evangelistas
* Pastores
* Maestros

Estos dones nos los dió el Señor Jesucristo para nuestro crecimiento espiritual. El crecimiento se produce cuando cada miembro hace uso de los dones que Cristo le ha dado y cuando se lo hace siguiendo la verdad EN AMOR.
Actualmente existen tantas discusiones doctrinales, tanta pelea y desprecio entre hermanos, tanta división denominacional; que está muy distante de lo que Pablo expresa como: "ir edificándose en amor".
La discusión para nada edifica al cuerpo, lo único que edifica es el ego del "quien sabe más". He caído en ese tipo de discusiones sin darme cuenta que mi ojo estaba siendo maligno y no bueno. Saquemos el tronco de nuestro ojo. Pidamos ser guiados por la Luz de Su Palabra y Su Espíritu, para que toda tiniebla se vaya disipando.
Hermanos, sigamos la guía del Espíritu Santo y llenos de Él usemos los maravillosos dones que el Señor nos ha dejado para crecer en amor, y seamos la novia perfecta. Oremos a Dios, y preguntemos cuáles de éstos dones tenemos, pidamos que nos enseñe a usarlos bien y no hagamos nada sin Su Voz.
Trataré de ir explicando cada don, esto es solo una introducción. Que el Señor los bendiga, guarde y guíe =)


Con amor, Vale


domingo, 8 de abril de 2012

Revista cristiana: "Libres en Cristo"



Queridos hermanos y lectores les invito a hojear las páginas de esta humilde revista cristiana que he editado en cuyos artículos colaboran tres hermanos en Cristo: José Alfredo Lievano con sus reflexiones para meditar y compartir, Helen Rubi (Cinarizina) con sus devocionales, y la participación especial de Noemi quien nos cuenta su testimonio de como el Señor la sanó de un cáncer invasivo de seno. 
Aún faltan hermanos para formar parte de esta revista, espero se agreguen pronto para tener su propia sección! También los invito a escribirme a mi mail sus testimonios.

"Porque de El y por El y para El son todas las cosas. A El sea la gloria por los siglos. Amén"

Que el Señor los bendiga, guarde y guíe =)

viernes, 6 de abril de 2012

Mi Pascua es Jesús


Queridos hermanos en Cristo y tu que visitas mi humilde diario virtual: es la tercer pascua que vivo junto a mi Señor. Para los hijos de Dios es una fecha muy emotiva, si bien cada domingo recordamos este Sacrificio Sublime en la Cena del Señor; 2012 años atrás a mediados de este mes, nuestro Amado Señor y Salvador Jesucristo fue torturado, blasfemado, escupido, burlado y sacrificado como cordero en la Cruz del Calvario, para que hoy tengamos comunión con Su Padre. La pascua judía era la fiesta instituida por Dios para conmemorar la liberación de Israel de Egipto. Dicha fiesta aún la festejan los judíos quienes siguen esperando al Mesías, aunque El ya vino y le mataron, pero El volverá para reinar. La pascua que se festeja en todo el mundo es una tradición pagana que comenzó en los tiempos post-apostólicos, no fue instituida por Cristo sino que era en honor a la diosa de la primavera Eástre o Astarte, la cual era una diosa caldea a la que también llamaban la reina del cielo, y por cierto en inglés, se llama Easter a esta fiesta, que deriva de Eástre. Estos festejos paganos, nosotros, los cristianos los aprovechamos para invitar a los no creyentes a nuestras congregaciones locales. Si bien disfrutamos de un huevo o rosca de pascua, nuestra Pascua es Jesucristo.

Cuando el Señor resucitó empezó a aparecerse a sus discípulos, a Cefas y a más de quinientas personas (1Corintios 15.5-6). Dos de sus discípulos iban camino a una aldea llamada Emaús hablando sobre esta gran noticia que estaba recorriendo las regiones de Israel. Mientras hablaban, se les apareció el Señor y ellos se asustaron porque pensaban que veían a un espíritu. El Señor los calmó con palabras, les mostró las marcas de sus pies y manos, les dijo que lo palparan porque los espíritus no tienen carne ni huesos. También comió delante de ellos para que le creyeran que al mismo Jesús que había visto ser torturado, crucificado, clavado con una lanza, y sepultado; era el mismo que tenían en frente. Y les dijo: "44 Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.
    45 Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras;
    46 y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día;
    47 y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén.
    48 Y vosotros sois testigos de estas cosas.
    49 He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto."(Lucas 24)

Al igual que a estos hombres, el Señor nos quita el velo de los ojos para que veamos Su Gloria. La ira de Dios se descargó sobre el cuerpo de Jesús, en aquella cruz. Su Sufrimiento fue sobre todo espiritual, además de físico. Sufrió la muerte espiritual que experimentamos cuando nacemos, es decir, la separación con el Padre. Sufrió el castigo de condenación que merecemos por ser pecadores. Siendo Santo, fue castigado como pecador. El murió por los pecados del mundo. Se convirtió en ese cordero que los judíos en la Pascua sacrificaban para limpiar los pecados del pueblo. Ese cordero era figura de Jesús: el cordero que quita el pecado del mundo.

"11 Y ciertamente todo sacerdote está día tras día ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados;
    12 pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios,
    13 de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies;
    14 porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.
    15 Y nos atestigua lo mismo el Espíritu Santo; porque después de haber dicho:
    

 16 Este es el pacto que haré con ellos 

    Después de aquellos días, dice el Señor: 

    Pondré mis leyes en sus corazones, 
    Y en sus mentes las escribiré, 

    17 añade: 

    Y nunca más me acordaré de sus pecados y transgresiones.

    18 Pues donde hay remisión de éstos, no hay más ofrenda por el pecado." Hebreos


No existen palabras que puedan expresar cuán agradecida estoy por tanto Amor que día a día me da mi Señor, quien me toma de la mano aún cuando hago torpezas que le deshonran. No hay palabras dignas de El, solo mi espíritu puede adorarle en verdad y agradecimiento. Gracias por tanto Amor mi Señor, gracias porque tus misericodias  son nuevas cada día, gracias por tantas vidas restauradas, gracias Padre porque te diste a conocer por medio de Tu Hijo, gracias porque el Espíritu de Tu Hijo hoy vive en mi y puedo llamarte Abba, Padre!

Que el Señor los bendiga, guarde y guíe =)

Vale
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...