jueves, 14 de julio de 2011

Jesús es Dios (Jehová=Jesús) Tercera parte: Jesús omniciente y omnipotente

Jesús sana a un paralítico
"17 Aconteció un día, que él estaba enseñando, y estaban sentados los fariseos y doctores de la ley, los cuales habían venido de todas las aldeas de Galilea, y de Judea y Jerusalén; y el poder del Señor estaba con él para sanar.

και εγενετο εν μια των ημερων και αυτος ην διδασκων και ησαν καθημενοι φαρισαιοι και νομοδιδασκαλοι οι ησαν εληλυθοτες εκ πασης κωμης της γαλιλαιας και ιουδαιας και ιερουσαλημ και δυναμις κυριου ην εις το ιασθαι αυτους
*Kurios significa Señor
*autous: él mismo

18 Y sucedió que unos hombres que traían en un lecho a un hombre que estaba paralítico, procuraban llevarle adentro y ponerle delante de él.
19 Pero no hallando cómo hacerlo a causa de la multitud, subieron encima de la casa, y por el tejado le bajaron con el lecho, poniéndole en medio, delante de Jesús.

20 Al ver él la fe de ellos, le dijo: Hombre, tus pecados te son perdonados.

21 Entonces los escribas y los fariseos comenzaron a cavilar, diciendo: ¿Quién es éste que habla blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?

22 Jesús entonces, conociendo los pensamientos de ellos, respondiendo les dijo: ¿Qué caviláis en vuestros corazones?

23 ¿Qué es más fácil, decir: Tus pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda? 24 Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa.25 Al instante, levantándose en presencia de ellos, y tomando el lecho en que estaba acostado, se fue a su casa, glorificando a Dios.26 Y todos, sobrecogidos de asombro, glorificaban a Dios; y llenos de temor, decían: Hoy hemos visto maravillas."
Lucas 5.17-26
véase también: (Mt. 9.1-8; Mr. 2.1-12)

(v.17)En el evangelio de Marcos(2.1-2) nos dice que Jesús está en Capernaum predicando la palabra. Por eso acá en Lucas dice que Jesús estaba enseñando. Cuando las personas se enteraban de que el Señor andaba cerca enseguida lo rodeaban y todos querían oír lo que él decía, además muchas personas iban para que las sane de enfermedades, o les quite demonios. También allí había fariseos y escribas(doctores de la ley) que habían venido de la región de Judea y también de Galilea. Los fariseos centraban la religión en la observancia de la Ley, enseñando que Dios solamente otorga su gracia a aquellos que se ajustan a sus preceptos. De esta manera, la piedad se hizo formalista, dándose menos importancia a la actitud del corazón que al acto exterior. Eran "religiosos" como muchas personas de nuestros tiempos que no conocen al Señor, sino que quieren ganarse la salvación por sus propias obras de justicis, que para Dios son como trapos de inmundicia porque el camino, la verdad y la vida es por medio de Jesucristo y nadie viene al Padre si no es por él.
Al final de éste versículo dice que el poder del Señor estaba con El para sanar. La palabra Señor se traduce del griego kurios. Jesús sanaba por medio del poder del Espíritu Santo.

"Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad."
"ο δε κυριος το πνευμα εστιν ου δε το πνευμα κυριου εκει ελευθερια"
2Corintios 3.17
*κυριος: kurios, Señor
*πνευμα: neuma, espíritu


(v. 18-19) Había unos hombres que querían que Jesús sane a un paralítico y como había una gran multitud, hicieron un hueco en el techo de la casa donde se hallaba el Señor(Marcos 2.4) y bajaron al paralítico por allí. Impresionante fue la popularidad que tenía la persona del Señor, debe haber sido increíble conocerlo como hombre, mirarlo, ver su mirada limpia y pura, sentir el sonido de su voz que hablaba con autoridad, soportar estar de pie ante su majestuosa presencia sin postrarse a adorarlo! Pero somos bienaventurados, es decir dichosos, porque creemos sin haber visto, como le dijo el Señor a Tomás. (Juan 20.29)


(v. 20) Jesús, al ver la fe que tenían en que Jesús lo sanaría, le dijo al paralítico que perdonaba sus pecados. Seguramente el Señor supo que este hombre creía en que El era Dios, porque el conoce los corazones. Nada hay que escape de Su mirada.


(v. 21-22) En estos dos versículos, Jesús muestra otro atributo divino, y es Su omniciencia. Los escribas y fariseos al ver todo lo que sucedía, empezaron a tener malos pensamientos del Señor porque no creían en él. Ellos conocían la Ley, conocían la palabra de Dios, pero tenían a Dios frente a ellos y no podían aceptarlo como tal, porque sus corazones estaban endurecidos, llenos de orgullo. Entre ellos pensaban que era una blasfemia que un hombre perdone pecados(en la actualidad se puede llamar blasfemia a los curas del catolicismo) porque solo Dios puede perdonar pecados. Dios, en la antiguedad, había perdonado siempre los pecados del Pueblo judío, Su pueblo escogido, pero ellos volvían a caer en desobediencia y sus corazones se inclinaban a otros ídolos, por eso es que les envió a Su Hijo, necesitaban un Salvador, necesitaban a Dios que los salve de Su maldad; porque en Su infinita Sabiduría así le agradó hacerlo a Dios, todo lo planeó así desde antes de la fundación del mundo, no hay nada que tome por sorpresa a Dios porque El todo lo conoce, el pasado, presente, futuro e incluso hasta lo más profundo del corazón. Solo Dios conoce la profundidad del corazón del hombre. Por eso en el versículo 22 es muy claro que Jesús conoce lo que había en sus corazones porque El es omniciente al igual que el Padre, porque con el Padre son uno. Solo Dios puede: perdonar pecados y conocer la profundidad del corazón del hombre. ¿No es esta una preciosa muestra de la deidad del Señor Jesucristo? Hay muchos pasajes que hablan de este mismo tema. La mayoría de las veces que el Señor sanaba a alguien les perdonaba los pecados, porque El vino a salvar lo que se había perdido, El prefería salvar almas a sanar enfermedades. Igual sanaba porque es misericordioso y compasivo,y se duele del dolor que genera el pecado. El mismo llevó sobre si nuestras enfermedades y dolores en la cruz del calvario. Ay, Señor mío, que bueno eres, no hay palabras que describan la ternura que derramas de tu Precioso Ser.


Pensar que en la actualidad, hay personas que solo se acercan a ti para que les des bienes materiales o para que los sanes, cuando podrían tener mucho más, cuando podrían tenerte a TI, SOLO A TI!! Qué más se puede pedir!Si tu colmas con la Plenitud de tu Presencia toda alma, Si tu eres la mayor bendición que el Padre podría habernos dado, nada hay mejor que tu Señor mío y Dios mío.!!


(v. 23) En este versículo el Señor pregunta qué es más fácil: si perdonar pecados o sanar enfermos. Ninguna de las dos cosas son fáciles para un ser humano, pero no es una tarea difícil para Dios. Aunque al Señor le costó Su propia vida que entregó por propia voluntad y a su vez, el Padre, dió en sacrificio por amor a nosotros. Pero debía ser así, El debía ser semejante a nosotros en todo para que gocemos de la vida eterna, en cuerpo y alma. Un cordero no podía ocupar nuestro lugar, ni tórtolas, ni otro hombre; solo el Hijo de Dios: Jesucristo hombre.


(v.24) Jesús, el Hijo del hombre. En los Evangelios, el Señor se da a Sí mismo este título 78 veces. Al elegir un título así, el Cristo no quiere sólo afirmar su fraternidad con los hombres ni insistir en su condición humana, por cuanto al mismo tiempo reivindica constantemente los atributos de la Deidad. Opta con ello por un término que le define como un representante típico de la humanidad, el «último Adán», el «segundo hombre» venido del cielo, en tanto que el primero era de la tierra (1Co 15:45, 1Co 5:47), el cabeza de la nueva raza salvada por su sacrificio (Rom 5:12-19). El Cristo recibe el nombre de Hijo del hombre en relación con toda la raza, en tanto que Hijo de David es su nombre en relación con Israel, e Hijo de Dios es su nombre divino.Jesús empleó constantemente el título de Hijo del hombre en relación con su misión. Se identifica con los hombres perdidos, los viene a buscar y a salvar (Luc 19:10); da su vida en rescate por muchos (Mar 10:45). Como tal, es entregado, crucificado, sepultado y resucitado (Mat 12:40; Mat 20:18; Mat 26:2); volverá también en su cuerpo glorificado para juzgar y reinar (Mat 24:30, Mat 24:39; Mat 25:31; Apo 1:13-16). Queda claro de pasajes como Mat 26:63-64 y 16:13, 16-17 que el Hijo de Dios y el Hijo del hombre son la misma persona.
Según Jua 5:22, Jua 5:27, Dios mismo no juzga a nadie, sino que todo el juicio lo ha dado a Cristo, por cuanto es el Hijo del hombre. En lugar de castigarnos como hubiera podido hacer, el Padre envió a su Hijo para salvarnos. Por este acto de Dios, el hombre no se pierde porque sea pecador, sino porque rehúsa el perdón divino (Jua 3:16-19). Así, es el mismo Salvador quien viene a ser el Juez. Es cosa terrible menospreciar al Hijo del hombre, que ha sido soberanamente exaltado después de su humillación, y que aparecerá pronto en su gloria (Heb 2:6-9).

Potestad: Dominio,poder o facultad que se tiene sobre una cosa.

Para demostrar que El es Soberano de la tierra y del universo, le perdonó los pecados al paralítico y también lo hizo caminar. Aquí estamos viendo otro atributo de Dios: OMNIPOTENTE. Eres Todopoderoso Señor ayer, hoy y por siempre!

(v. 25-26) El paralítico se fue glorificando a Dios y los espectadores también glorificaban a Dios asombraron y llenos de temor.


La deidad que Cristo manifiesta en este pasaje es:
*Omnipotente(todopoderoso): perdona pecados y sana enfermos
*Omniciente(todo lo sabe): conoce los pensamientos y las intenciones de nuestro corazón
Todas éstas cosas, solo Dios puede hacerlas.
___________________________________


Tenemos un Dios que nos ama incondicionalmente, que hace maravillas, que supera toda imaginación, que abre puertas que estaban cerradas, que nos saca del fango cenagoso y nos hace nueva criatura, dándonos un Reino inconmovible, como hijos nos protege bajo la Sombra de Sus Alas, y nos guía hacia Su Perfecta Luz. Si aún no tienes la satisfacción que produce vivir bajo el cuidado de Dios, si no te deleitas escuchando Su voz cada día, disfrutando de Su presencia en comunión con él, y asombrándote que de cinco panes y dos peces los multiplica para alimentar a 5000, si nunca le cantaste a El para darle toda la gloria porque a pesar que ese día que creíste iba a ser muy difícil El estuvo en cada detalle sosteniéndolo todo con Sus manos piadosas, si aún no conoces al Pastor de las ovejas y al Príncipe de Paz, si aún no tuviste un encuentro con Dios,te digo amigo lector: No pierdas más tiempo, el tiempo se acorta cada vez más, busca al Señor, Ve a Jesucristo, abrázalo, sujétate de El, pide que perdone tus pecados y que sea el Señor de tu vida y tu Salvador. Entregate por completo a El, y descansa en El. Que el Señor te bendiga, guarde y guíe por Sus senderos de pastos verdes.



Por Vale

Herramientas:
* Biblia Reina-Valera 1960
* Diccionario Vila-Escuaín
* Concordancia Strong hebreo-griego
* El nuevo testamento en griego
* La oración y guía del Espíritu Santo =)

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...