sábado, 7 de mayo de 2011

Dios obrando en mi

Quiero compartir la manera en que el Señor está tratando conmigo. El me está mostrando por donde debo andar, me está enseñando a crecer. Él, día a día me pone pruebas, obstáculos que debo saltar. Muchas veces sucede que como cristianos nos quedamos girando alrededor de los problemas y tratando de hallar una solución con nuestra mente humana, es decir con nuestras propias fuerzas. Si bien Nuestro Padre muchas veces nos pide que nos esforcemos por nuestra propia cuenta como es el caso de Josué: "Esfuérzate y sé valiente "(1.6) o de Gedeón (Jueces 6.14). Pero lo que Dios más anhela cuando nos envía circunstancias, es que las soluciones las hallemos con el Poder de Su Santo Espíritu. El quiere que nos acerquemos a Su Trono de Gracia para que clamemos por Su Ayuda Celestial, El es capaz de comprendernos, El derramó hasta la última gota de Su Sangre Divina por amor a nosotros, El conoce de sufrimientos y el tendrá misericordia de nosotros cuando lo necesitemos. Esto mediante la oración. El quiere que aprendamos a descargar todo nuestra ansiedad en El. El quiere que confiemos en El. Su propósito es que nuestra Fé aumente y que crescamos espiritualmente en Su Gracia. El quiere consolarnos. El quiere que le demos la gloria a El cuando nos da la solución y que podamos decir como el salmista:


"Alma mía, en Dios solamente reposa, porque de El es mi esperanza, El solamente es mi roca y mi salvación. Es mi refugio, no resbalaré" Salmo 61.5-6


Muchas veces nos pone enfermedades, a veces simples como un resfrío y otras complejas como el cáncer. Porque por medio de nuestras debilidades, del aguijón en la carne es que nuestras rodillas se doblegan y clamamos en llanto a Aquel, al único capaz de liberarnos de tal malestar.

En éstas situaciones es que en nuestra desesperación terminamos pidiendo perdón por pecados que quizás se nos habían pasado de largo, que para nosotros eran insignificantes, o nos ayuda a perdonar a personas que nos habían lastimado y lo teníamos guardado en un rinconcito oscuro de nuestro corazón. Allí es donde empieza la limpieza, la purificación de nuestro sucio corazón...allí hay gracia. Y damos Gloria al Señor y Gracias porque sentimos el obrar de Su Santo Espíritu en lo más recóndito de nuestras almas. Nos damos cuenta de cuán Soberano es éste Dios Creador de todo, que todo lo controla, lo bueno y lo malo, como sucedió con Job:

"He aquí bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga; por tanto no menosprecies la corrección del Todopoderoso. Porque él es quien hace la llaga y él la vendará. El hiere y sus manos curan" Job 5.17-18


Cuando comprendemos que el Señor es Todopoderoso sobre Sus Criaturas, y que El puede hacer de nosotros lo que le plazca, porque somos de El, es que empezamos a entender lo que dice Salomón en uno de sus proverbios:



"El principio de la sabiduría, es el temor de Jehová" Proverbios 1.7a



Pero nuestro Padre es una Persona Perfecta, El se duele del castigo, pero debe hacerlo porque El es Justo. No podemos concentrarnos en Su Ira por el pecado sin ver Su exeso en misericordia, El se deleita en misericordia y son nuevas cada mañana. El es un Dios perdonador, bondadoso y de amor infinitos. Nuestra mente finita no alcanza a comprender tal perfección, por eso es que nos lleva a alabar y glorificar Su Santa y Majestuosa Persona cuando luego de las tormentas que batallan con nuestro espíritu, El nos hace arribar en una playa con palmeras para que, finalmente podamos descansar en Aquella Roca inquebrantable y disfrutar de las caricias de Nuestro Amado Señor.




Quiero darte gracias Papá porque día a día vas afirmando mis pasos, vas dando forma a ésta tinaja de barro, le das un sentido a mi vida. Gracias porque estás obrando en mi y transformándome a la imagen de Tu Hijo. Gracias por tus promesas y tu Fidelidad. Gracias por tus cuidados y atención. Gracias por ser mi Roca Eterna. Te amo, mi Señor. Que todo sea según Tu voluntad y para Tu Gloria, en el nombre de Tu Santo Hijo Jesucristo. Amén



Por Vale

1 comentario:

  1. Que bonito saber hermana que cuando menos lo esperamos Dios siempre esta ahi para darnos fuerzas y consolarnos verdad aveces me ha pasado cuando menos lo espero o la estoy buscando. Es como Dios prueba nuestra fe para ver si tenemos nuestra mirada verdaderamente fija en El. y saber que a traves del proceso el kiere que nos transformemos mas como el y muchas veces se nos olvida eso digo a mi se me olvida eso. muy de bendicion hna. a traves de todo Dios nos transforma no importando que o cual dificil sea, eso aprendi de su "post". DIOS LA CONTINUE INSPIRANDO CON SU SANTO ESPIRITU!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...