jueves, 14 de abril de 2011

Las bienaventuranzas de Jesús

"Los doctos han recogido de los antiguos, doscientas ochenta y ocho opiniones diferentes relativas a la felicidad, y no hay una sola opinión que dé en el blanco. Pero nuestro Señor, en unas cuantas frases notables, nos ha dicho todo acerca de la felicidad, sin usar ni una sola palabra redundante ni permitir la más mínima omisión. Las siete frases de oro son perfectas como un todo, y cada una ocupa su lugar apropiado. En su conjunto son una escalera de luz, y cada una es un escalón del más puro brillo del sol. Observen cuidadosamente, y verán que cada una se eleva por encima de las precedentes. La primera Bienaventuranza no es de ninguna manera tan elevada como la tercera, ni la tercera es tan elevada como la séptima. Hay un gran avance desde los pobres en espíritu hasta los de limpio corazón y los pacificadores. He dicho que ascienden, pero sería igualmente correcto decir que descienden, pues desde el punto de vista humano lo hacen; llorar es un escalón más abajo y sin embargo un paso más arriba que ser pobre en espíritu, y el pacificador, aunque es la condición más elevada del cristiano, será llamado a menudo a tomar el lugar más bajo por causa de la paz. "Las siete Bienaventuranzas señalan una caída en la humillación y una creciente exaltación. En la proporción en que los hombres ascienden en la recepción de la bendición divina, más se hunden en su propia estima, y consideran un honor hacer las obras más humildes."Charles Spurgeon

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...