miércoles, 5 de enero de 2011

Los primeros pasos de Abraham



Hoy quiero compartir los primeros pasos de Abram junto al Señor. El Señor lo llama y seguido a ésto le pide que haga algo. Abram obedece.

"1 Pero Jehová había dicho a Abram: Vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré. 2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición. 3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra. 4 Y se fue Abram, como Jehová le dijo..."



Génesis 12.1-4




Eso es lo que debemos o deberíamos hacer los cristianos, aunque la mayoría de las veces nos cuesta, al principio, dejar de oír nuestra voz, a la que estábamos acostumbrados cuando éramos del mundo y oír la de Dios. Antes hacíamos lo que se nos daba las ganas, no nos importaba romper los mandamientos de Dios, incluso cosas que parecen sin importancia como una mentira "pequeña".
Seguido del mandato de Dios a Abram viene una promesa en donde le dice que hará de él una nación grande y lo bendecirá. Dios siempre bendice luego de que damos pasos de obediencia. Así también maldice nuestra desobediencia, cuando no hacemos Su Voluntad.
Luego que Abram emprende su viaje, entra en la tierra de Egipto en busca de provisiones. Vean en los siguientes pasajes:

"10 Hubo entonces hambre en la tierra, y descendió Abram a Egipto para morar allá; porque era grande el hambre en la tierra.
11 Y aconteció que cuando estaba para entrar en Egipto, dijo a Sarai su mujer: He aquí, ahora conozco que eres mujer de hermoso aspecto;
12:12 y cuando te vean los egipcios, dirán: Su mujer es; y me matarán a mí, y a ti te reservarán la vida.
13 Ahora, pues, di que eres mi hermana, para que me vaya bien por causa tuya, y viva mi alma por causa de ti.
14 Y aconteció que cuando entró Abram en Egipto, los egipcios vieron que la mujer era hermosa en gran manera.
15 También la vieron los príncipes de Faraón, y la alabaron delante de él; y fue llevada la mujer a casa de Faraón.
16 E hizo bien a Abram por causa de ella; y él tuvo ovejas, vacas, asnos, siervos, criadas, asnas y camellos.
17 Mas Jehová hirió a Faraón y a su casa con grandes plagas, por causa de Sarai mujer de Abram.
18 Entonces Faraón llamó a Abram, y le dijo: ¿Qué es esto que has hecho conmigo? ¿Por qué no me declaraste que era tu mujer?
19 ¿Por qué dijiste: Es mi hermana, poniéndome en ocasión de tomarla para mí por mujer? Ahora, pues, he aquí tu mujer; tómala, y vete.
20 Entonces Faraón dio orden a su gente acerca de Abram; y le acompañaron, y a su mujer, con todo lo que tenía."
Génesis 12.10-20

Hasta ahí Abram iba bien en su andar con el Señor, pero como vemos en los versículos 11 y 12, el se da cuenta que su mujer es muy hermosa y quizás quieran matarlo si supieran, que el es su esposo, para poseer a su mujer. Entonces le pide a Sarai, su esposa, que diga que son hermanos para que por causa de ella no lo maten. En una palabra, Abram le pida a Sarai que mienta! Este es el primer paso de desobediencia de Abram. El se apoya en la belleza de su mujer, y no pone la confianza en el Señor. Podemos ver la humanidad de Abram y que no era tan distinto a nosotros. También fue tentado a decidir según su propia prudencia. Quitó los ojos de Dios. Sintió temor.
La historia continúa según la decisión de Abram. Presten atención que Dios nunca nos va a pedir que rompamos sus mandamientos como modo de obediencia.Dios no puede tentar a nadie a hacer mal("Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido"Santiago 1.13-14)
A pesar de su mala decisión, vemos que Abram obtuvo lo que quería, a causa de la belleza de su mujer.

"16 E hizo bien a Abram por causa de ella; y él tuvo ovejas, vacas, asnos, siervos, criadas, asnas y camellos."

Si, le fue bien, pero siguió sus deseos apoyados en su razonamiento y no en los de Dios. Si Abram hubiera andado por Fé y no por vista, si hubiera dejado todo en las sabias manos de Dios, las cosas hubieran resultado igualmente bien e incluso mejor porque el hubiera terminado con las manos, el alma y espíritu limpios, hubiera honrado a Dios sin necesidad de pecar.
Pero en los versículos 17 al 20 vemos que Dios interviene con enojo, trayendo plagas a Faraón, para demostrar que lo que Abram había hecho no estaba bien.
Faraón mismo le pregunta a Abram del porqué había mentido. Dios habló a Abram por medio de Faraón. Además de la mentira había hecho caer a Sarai en adulterio.
Cuando pecamos nuestros pasos se van torciendo y terminamos cayendo de pecado en pecado.

Luego Abram regresa a la tierra en donde estaba antes y donde estaba el altar que había hecho para Dios. En el capítulo 13 dice lo siguiente:

"1 Subió, pues, Abram de Egipto hacia el Neguev, él y su mujer, con todo lo que tenía, y con él Lot.
2 Y Abram era riquísimo en ganado, en plata y en oro.
3 Y volvió por sus jornadas desde el Neguev hacia Bet-el, hasta el lugar donde había estado antes su tienda entre Bet-el y Hai,
4 al lugar del altar que había hecho allí antes; e invocó allí Abram el nombre de Jehová"

Génesis 13.1-4

Seguramente Abram, en el altar, pidió perdón al Señor.
Cuando pecamos, el Espíritu Santo nos convence de que hicimos o estamos haciendo mal las cosas; entonces es cuando debemos pedir perdón a Dios porque El es Fiel y Justo para limpiarnos de todo mal. (1Juan 1.9)

Y así continuó andando Abram por Fé, confiando en el Señor, toda su vida. Aunque si leemos el capítulo 20 de Génesis cuando Abraham llega al reino de Abimelec, en Gerar, comete el mismo pecado: la mentira, y vuelve a decirle a Sara que diga que son hermanos. El Señor interviene nuevamente, por medio de sueños al rey Abimelec(Gn 20.3), y la mentira de Abraham se descubre otra vez(Gn 20.9). Podemos entender que no hay nada oculto que no haya de ser manifestado y Dios todo lo ve. Generalmente el diablo va a atacarnos siempre en nuestros puntos débiles para evitar que seamos obedientes y confiemos plenamente en lo que Dios nos ha dicho. En el caso de Abraham, era atacado con temor a ser asesinado, y esa situación lo llevaba a mentir y a no apoyarse en la confianza en el Señor. Este es un buen ejemplo de como debemos andar nosotros, confiados en El, aunque a veces haya que hacer sacrificios, negarnos a unos mismos y seguir sus pasos. No olvidemos que la voluntad de Dios para nosotros siempre es agradable y perfecta. Así que los animo a que dejen todo aquello que los estanca espiritualmente, que les es de tropiezo para andar en la dulce compañia del Señor. Estoy en ese camino, saliendo de grandes obstáculos que no me edifican, no me enriquecen.

"La bendición de Jehová es la que enriquece y no añade tristeza con ella"
proverbios 10.22

Aferrémonos a nuestro Señor y andemos en sus pasos. Porque hermoso es andar en sus caminos, preciosas sus promesas. Seamos dignos de Aquel que murió por nosotros para que tengamos vida y en abundancia.

Por Vale


2 comentarios:

  1. "La bendición de Jehová es la que enriquece y no añade tristeza con ella" -( y parece que Abraham lo sabía muy bien). Y Abraham era RIQUISIMO en ganado, en plata y en oro... ¿Segúramente Abraham se arrepintió de su mentira?, no parece ser ese el caso porque volvió a hacerlo. Quizás se dió cuenta de que ésa era la más fácil y mejor forma de "hacerse más riquísimo". Dios NO reprende a Abraham NI UNA SOLA VEZ. En realidad a Dios no le importa que él se porte bien ó mal, lo único que parece importarle es que Abraham lo tenga a él por único Dios. Sin mencionar la tremenda injusticia contra el Faraón que fue ENGAÑADO por Abraham...¿A quién castiga Dios? Pues al Faraón! ( y de pasada a todos los Egipcios enviándoles plagas). El asunto aquí no es creer en Dios ó no creer (eso es algo personal y respetable). El asunto aquí es el problema de tener que mencionar a personajes de tan dudosa moral y aún así, ponerlos de ejemplo. Concuerdo totalmente en que no hay seres humanos perfectos...pero los hay BASTANTE mejores que "el padre Abraham".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que queda muy claro es que todo hombre, incluyendo los que aparecen como héroes de la fe en hebreos 11, necesitaron de un Salvador para tener una comunión íntima con Dios. Necesitaron la salvación por la fe en Jesucristo. Que el Señor alumbre Su Rostro en tu corazón para que la luz del Evangelio resplandezca en ti,cariños, Vale

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...