viernes, 29 de octubre de 2010

La omnipresencia y el poder de Dios




"Dios es Espíritu.." Juan 4.24


Dios es Espíritu, le dijo Jesús a la mujer samaritana en su encuentro en el pozo de Jacob, dejando a descubierto la esencia de Nuestro Padre Celestial.






"¿Se ocultará alguno, dice Jehová, en escondrijos que yo no lo vea? ¿No lleno yo, dice Jehová, el cielo y la tierra?"
Jeremías 23.24


En este pasaje, el Señor le dice a Jeremías, que él ocupa el cielo y la tierra con su presencia, forma parte de toda la Creación y por eso es imposible ocultarse de él porque es omnipresente; es decir está en todo lugar al mismo tiempo.


"¿Adonde me iré de tu Espíritu?
¿Y adónde huiré de tu presencia?
Si subiere a los cielos, allí estás tú
y si en el Seol hiciere mi estrado,
he aquí, allí estás tu.
Si tomare las alas del alba
Y habitare en el extremo del mar
Aún allí me guiará tu mano,
Y me asirá tu diestra" Salmo 139.7-10


En éste salmo David cuenta también que no hay lugar donde Dios no lo halle, es imposible esconderse de Él.















"Y en efecto, pregunta ahora a las
bestias, y ellas te enseñarán;
A las aves de los cielos, y ellas te lo
mostrarán;
O habla a la tierra, y ella te enseñará;
Los peces del mar te declararán también.
¿Qué cosas de todas estas no entiende
que la mano de Jehová lo hizo?
En su mano está el alma de todo
viviente
Y el hálito de todo el género humano."
Job 12.7-10


Toda la Creación manifiesta la presencia de Dios, un Dios que se hace evidente en cada pequeño detalle de éste mundo y al que es imposible ignorar.

Según Juan Calvino:

"Por tanto, siempre que cada uno de nosotros considera su propia naturaleza, debe acordarse de que hay un Dios, el cual de tal manera gobierna todas las naturalezas, que quiere que pongamos nuestros ojos en Él, que creamos en Él y que lo invoquemos y adoremos; porque no hay cosa más fuera de camino ni más desvariada que gozar de tan excelentes dones, los cuales dan a entender que hay en nosotros una divinidad, y entre tanto, no tener en cuenta a su autor, quien por su liberalidad tiene a bien concedérnoslos. En cuanto al poder de Dios, ¡cuán claros son los testimonios que debieran forzamos a considerarlo. Porque no podemos ignorar cuánto poder se necesita para regir con su palabra toda esta infinita máquina de los cielos y la tierra, y con solamente quererlo hacer temblar el cielo con el estruendo de los truenos, abrasar con el rayo todo cuanto se le pone delante, encender el aire con sus relámpagos, perturbarlo todo con diversos géneros de tempestades y, en un momento, cuando su majestad así lo quiere, pacificarlo todo; reprimir y tener como pendiente en el aire al mar, que parece con su altura amenazar con anegar toda la tierra; y unas veces revolverlo con la furia grandísima de los vientos, y otras, en cambio, calmarlo aquietando sus olas. A esto se refieren todas las alabanzas del poder de Dios, que la Naturaleza misma nos ensena, principalmente en el libro de Job y en el de Isaias, y que ahora deliberadamente no cito, por dejarlo para otro lugar más propio, cuando trate de la creación del mundo, conforme a que de ella nos cuenta la Escritura. Aquí solamente he querido notar que éste es el camino por donde todos, así fieles como infieles, deben buscar a Dios, a saber, siguiendo las huellas que, así arriba como abajo, nos retratan a lo vivo su imagen. Además, el poder de Dios nos sirve de guía para considerar su eternidad. Porque es necesario que sea eterno y no tenga principio, sino que exista por sí mismo, Aquel que es origen y principio de todas las cosas. Y si se pregunta qué causa le movió a crear todas las cosas al principio y ahora le mueve a conservarlas en su ser, no se podrá dar otra sino su sola bondad, la cual por sí sola debe bastarnos para mover nuestros corazones a que lo amemos, pues no hay criatura alguna, como dice el Profeta (Sal. 145,9), sobre la cual su misericordia no se haya derramado."

(Testimonio del poder de Dios, capítulo V: El poder de Dios resplandece en la creación del mundo y en el continuo gobierno del mismo del libro Institución de la religión cristiana de Juan Calvino)


A todo ésto podemos concluír que Dios es Espíritu, es invisible pero se manifiesta a través de las cosas visibles y en su gran amor hacia nosotros se manifestó en Su hijo Jesucristo para que quienes crean en él tengan vida eterna(Juan 3.16).






"El(Jesus) es la imagen del Dios invisible, el primogénito de la creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia; por cuanto agradó al Padre que en él habitase toda plenitud, y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz"
Colosenses 1.15-20

Padre amado bendice a cada persona que llegue a éste blog y que tu Palabra guarden en sus corazones, en el nombre del Señor Jesucristo. Amén.

jueves, 28 de octubre de 2010

En las manos del Señor están nuestros tiempos




"La mano de Dios asegura el éxito a todo lo largo del trayecto. En aquel día cuando veamos el tapiz que registra nuestras vidas, veremos allí todas las escenas con un ojo sorprendido; veremos cuánta sabiduría, cuánto amor, cuánta ternura, cuánto cuidado fueron prodigados sobre ellas. Una vez que un asunto está en la mano de Dios, nunca es abandonado ni olvidado, sino que es completado hasta el fin. Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.

"En tu mano están mis tiempos", y, por tanto, el fin será glorioso. Señor mío, si mis tiempos estuvieren en mi propia mano, demostrarían ser un fracaso; pero puesto que están en Tu mano, Tú no fallarás, ni tampoco fallaré yo."
Charles Spurgeon

Este hombre de Dios, Charles Spurgeon, con un vocabulario espiritual poético, continúa derramando bendiciones generación tras generación.

Realmente una bendición este sermón, amiga ;)

Salmo 31
En ti, oh Jehová, he confiado; no sea yo confundido jamás;
Líbrame en tu justicia.
Inclina a mí tu oído, líbrame pronto;
Sé tú mi roca fuerte, y fortaleza para salvarme.
Porque tú eres mi roca y mi castillo;
Por tu nombre me guiarás y me encaminarás.
Sácame de la red que han escondido para mí,
Pues tú eres mi refugio.
En tu mano encomiendo mi espíritu;
Tú me has redimido, oh Jehová, Dios de verdad.
Aborrezco a los que esperan en vanidades ilusorias;
Mas yo en Jehová he esperado.
Me gozaré y alegraré en tu misericordia,
Porque has visto mi aflicción;
Has conocido mi alma en las angustias.
No me entregaste en mano del enemigo;
Pusiste mis pies en lugar espacioso.
Ten misericordia de mí, oh Jehová, porque estoy en angustia;
Se han consumido de tristeza mis ojos, mi alma también y mi cuerpo.
Porque mi vida se va gastando de dolor, y mis años de suspirar;
Se agotan mis fuerzas a causa de mi iniquidad, y mis huesos se han consumido.
De todos mis enemigos soy objeto de oprobio,
Y de mis vecinos mucho más, y el horror de mis conocidos;
Los que me ven fuera huyen de mí.
He sido olvidado de su corazón como un muerto;
He venido a ser como un vaso quebrado.
Porque oigo la calumnia de muchos;
El miedo me asalta por todas partes,
Mientras consultan juntos contra mí
E idean quitarme la vida.
Mas yo en ti confío, oh Jehová;
Digo: Tú eres mi Dios.
En tu mano están mis tiempos;
Líbrame de la mano de mis enemigos y de mis perseguidores.
Haz resplandecer tu rostro sobre tu siervo;
Sálvame por tu misericordia.
No sea yo avergonzado, oh Jehová, ya que te he invocado;
Sean avergonzados los impíos, estén mudos en el Seol.
Enmudezcan los labios mentirosos,
Que hablan contra el justo cosas duras
Con soberbia y menosprecio.
¡Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen,
Que has mostrado a los que esperan en ti, delante de los hijos de los hombres!
En lo secreto de tu presencia los esconderás de la conspiración del hombre;
Los pondrás en un tabernáculo a cubierto de contención de lenguas.
Bendito sea Jehová,
Porque ha hecho maravillosa su misericordia para conmigo en ciudad fortificada.
Decía yo en mi premura: Cortado soy de delante de tus ojos;
Pero tú oíste la voz de mis ruegos cuando a ti clamaba.
Amad a Jehová, todos vosotros sus santos;
A los fieles guarda Jehová,
Y paga abundantemente al que procede con soberbia.
Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová,
Y tome aliento vuestro corazón.




Gracias Padre Santo por ser mi Guardador, mi Hacedor y Protector.

lunes, 25 de octubre de 2010

El amor de Cristo nos constriñe

Este sermón me lo recomendó una amiga y hermana en Cristo =)

"Porque el amor de Cristo nos constriñe pensando en
esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron, y por todos murió, para
que los que viven, ya no vivan para si, sino para aquel que murió y resucitó por
ellos"

2Corintios 5.14-15

Como tu me amas, Señor mío, no lo hace nadie. Tu amor deja perpleja mi alma. Te amo mi Cristo, mi REY.

jueves, 21 de octubre de 2010

La Palabra de Dios edifica a Sus hijos y ofende al hombre natural



"Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más
cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el
espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las
intenciones del corazón"

Hebreos 4.12

Como dice la Biblia, la cual fue inspirada por el Espíritu Santo, la Palabra de Dios es viva y eficaz porque tiene vida en sí, proviene del aliento de Dios y es la voz de nuestro Padre Celestial que nos aconseja a los cristianos, sus hijos, en cualquier situación de la vida cotidiana, nos transforma el alma y el espíritu; nos convierte en mejores personas. Para nosotros lo que el Señor nos diga por medio de Su Palabra, nos edifica.


En cambio para el hombre natural, quien no entiende lo espiritual, porque no tiene el poder del Espíritu Santo para discernirlo; la Palabra de Dios los ofende porque Su Palabra es Verdad y les penetra hasta el alma porque el Señor deja al descubierto las intenciones de su corazón que están llenas de maldad.



"Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la
luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que
practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son
hechas en Dios"

Juan 3.20-21

El hombre del mundo le huye al evangelio porque el evangelio es luz, y ellos huyen de la luz para esconder sus malas obras.

Es por eso que muchas veces, los hombres, se buscan religiones en donde se puedan sentir cómodos con sus pecados. El Dios verdadero, mi Dios vivo que es Jesucristo, es santo, puro y sin mancha; no acepta el pecado, lo aborrece, pero ama al pecador y él no tiene nada que ver con religión.

El me escogió siendo aún pecadora sin que yo haya hecho nada bueno, no por obras buenas que hubiera hecho sino por su pura misericordia me salvó. Ahora Cristo vive en mi y las buenas obras que realice serán aquellas que El me ha preparado desde antes de la fundación del mundo. El me dió un corazón nuevo, vivo, quitó mi corazón de piedra y colocó buenos pensamientos en él y en mi mente.


"Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos, y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne, para que anden en mis ordenanzas, y guarden mis decretos y los cumplan, y me sean por pueblo, y yo sea a ellos por Dios"

Ezequiel 11.19-20



El Espíritu Santo que mora en mi es quien obra en mi vida para que por medio de él pueda realizar la voluntad que Dios quiere para mi vida.

______________________


Arrepiéntete de tus pecados y cree en Jesucristo con todo tu corazón...deja que el te limpie de pecado...


"Si oyereis hoy su voz
no endurezcáis vuestros
corazones"

Hebreos 3.15

miércoles, 20 de octubre de 2010

Solus Christus


Solamente por medio de la obra de Cristo somos salvos

La Reforma hizo un llamado a la iglesia a regresar a la fe en Cristo como único mediador entre Dios y el hombre. Mientras la iglesia romana mantuvo que “hay un purgatorio y las almas que son detenidas alli son ayudadas por las oraciones intercesoras de los feligreses”, “los santos deben ser invocados y venerados;”, y que, “sus reliquias deberán ser veneradas”, los reformadores enseñaron que la salvación es solamente a través de la obra de Cristo. Como dijo Juan Calvino en los Institutos de la Religion Cristiana, “…intervino Cristo, e intercediendo por nosotros tomó sobre sus espaldas la pena y pagó todo lo que los pecadores habían de pagar por justo juicio de Dios; que expió con su sangre todos los pecados que eran causa de la enemistad entre Dios y los hombres; que con esta expiación se satisfizo al Padre… vemos solamente hacia Cristo para obtener favor divino y amor paternal.”

De la misma manera en el Catecismo de Heidelberg, Pregunta 30, “¿Creen pues también en el único Salvador Jesús, aquellos que buscan su salvación en los santos, o en sí mismos o en cualquiera otra parte? No, porque aunque de boca se gloríen de tenerle por Salvador, de hecho niegan al único Salvador Jesús: pues necesariamente resulta, o que Jesús no es perfecto Salvador o que aquellos que con verdadera fe le reciben por Salvador tienen que poseer en El todo lo necesario para su salvación.”

Como dice la Escritura:


“Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo…" 1Timoteo 2.5-6

"..el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados. El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él. Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten; y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;…” Colosenses 1:13-18

…………………………………………………
Fuente original en inglés escrito por Gregg Strawbridge, Ph. D.:
- The Five Solas of the Reformation

tomado de las5solas.wordpress.com

sábado, 16 de octubre de 2010

Los dos Jehová del antiguo testamento

Es un hermoso estudio sobre génesis 18 y 19 en donde podemos apreciar que Jesús estuvo siempre. Recuerdo que en el primer tiempo como cristiana cuando empecé a leer la biblia y descubrí que Jesús se paseaba en el antiguo testamento como varón o como ángel de Jehová, me provocaba mucha devoción y ternura el saber que mi Salvador estuvo desde siempre, que junto a Su Padre, mi Padre Celestial, habían creado el mundo y a nosotros.

Te amo Señor mío.

documento tomado de salvacioneterna.com

jueves, 14 de octubre de 2010

Las riquezas materiales son una maldición

"Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas" Mateo 6.24

"Así que teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto.. porque raíz de todos los males es el amor al dinero.." 1Timoteo 6.8-10

sábado, 9 de octubre de 2010

El hombre natural no percibe las cosas de Dios



"Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas con sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede
entender, porque se han de discernir espiritualmente"
1Corintios 2.12-14


Aquellos quienes hemos tenido un arrepentimiento verdadero y hemos aceptado el Señorío y la Salvación de Jesucristo, somos personas en las cuales el Espíritu Santo mora, porque hemos sido redimidos, perdonados y Dios nos sella con su Espíritu, le pertenecemos a El.

"..habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de
vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu
Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de
la posesión adquirida, para alabanza de su gloria"

Efesios 1.13-14




Por eso es que el mundo no nos comprende, incluso nos rechaza cuando les predicamos el Evangelio; porque somos vasos de barros portadores de un tesoro precioso que es Dios mismo habitando en nosotros. Somos luz y la sociedad prefiere la oscuridad para esconder sus obras, las cuales son malas.

"He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así
sois vosotros en mi mano.."

Jeremías 18.6


Los cristianos éramos tan pecadores como la gente del mundo pero nuestro Creador tuvo misericordia de nosotros y aunque no lo merecíamos, nos salvó, quitó la venda de nuestros ojos y pudimos verlo. La Salvación es un don de Dios, no es algo que el hombre pueda obtener por sí mismo. Es pura gloria de Nuestro Padre Celestial.



"Pero Dios, que es rico en misericordia,
por su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecado, nos
dió vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), y juntamente con él nos
resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús
para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su
bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Porque por gracia
sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de
Dios
; no por obras para que nadie se
gloríe"


Efesios 2.4-9




Dios, en su inmenso amor por el hombre, envió a Su Hijo Jesús al mundo y todos lo rechazaron, porque así estaba escrito; porque necesitábamos un único sacrificio, un Salvador que nos libre de la muerte, que ponga su vida por nosotros.


"Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para
volverla a tomar. Nadie me la quita, sino que yo de mi mismo la pongo. Tengo
poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar. Este mandamiento recibí
de mi Padre (JESUS)"

Juan 10.17-18


Nosotros somos instrumentos del Señor que llevamos las Buenas Nuevas de Salvación, portadores de la voz de Dios. Aquel que es de Dios oirá el llamado y el que no, seguirá ciego y sordo.


"Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco y me
siguen"

Juan 10.27

Algún día, nadie sabe cuando, solo Dios lo sabe ni aún los ángeles o Cristo, vendrá el Señor sobre los cielos y todo ojo le verá, y allí mostrará su gloria. Nosotros, sus hijos seremos glorificados, disfrutando de esa gloria y para quienes lo rechazaron o negaron, desde allí a la eternidad recordarán aquel día.



"Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los
que atribulan, y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con
nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de
su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a
Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán
pena de eterna perdición, excluídos de la presencia del Señor y de la gloria de
su poder, cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser
admirado en todos los que creyeron.."

2Tesalonicenses 1.6-10


"Si oyereis hoy su voz, no endurezcais vuestro corazón"

domingo, 3 de octubre de 2010

Angustia, ansiedad, depresión..?



A veces las cosas no suceden como nosotros quisiéramos y nos ponemos mal, pero muchas veces las cosas que nosotros anhelamos, no son las que Dios quiere para nuestras vidas. Dios es sabio y sabe porqué hace las cosas, para todo tiene un propósito.

Otras veces, el convivir con éste mundo nos hace desear incluso irnos de acá. He llegado a pedirle a Dios que me lleve como lo hizo con Enoc y Elías, hasta he clamado por la pronta venida de su reino, solo para evadir las pruebas, pruebas que a veces son tristezas que nos duelen en lo profundo del alma. Pero Dios muchas veces nos envía tormentas o desiertos para que cambiemos de actitud ante algo que no estamos haciendo bien, quizás no estamos siguiendo sus mandamientos y él nos hace ésto para que volvamos al camino correcto. Entonces él pone estas situaciones para que pasemos tiempo con él. El quiere que echemos toda nuestra ansiedad sobre él y nada más que en él. Cuantas veces usamos a personas de salvavidas o de oasis para que nos acompañe en nuestras tribulaciones? Porqué lo hacemos si a quien debemos recurrir es al Señor, nuestro Dios de toda consolación.
El dolor pasará cuando le contemos todo a él, y el sabrá exaltarnos a su tiempo.. y creceremos en él..

"Humillaos, bajo la poderosa mano de Dios para que él os exalte cuando fuere tiempo, echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros"1Pedro 5.6-7

Muchas veces podrá pasarnos que no querremos levantarnos de la cama, quizás hay personas que nos han lastimado y debemos perdonar, pecados que no hemos confesado, o el mismo ruido del mundo nos agota, pero mayor es el que está en nosotros que el que está en el mundo.

Miren el caso de Elías,uno de los profetas de Dios:

"Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.
Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; he aquí luego un ángel le tocó y le dijo: Levántate y come.
Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse.
Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta" 1Reyes 19.4-7



Elías deseaba morirse, y el ángel de Jehová (que es Jesucristo)le dijo que se levante y coma porque todavía quedaba un largo camino por andar. Así que cada vez que no querramos estar acá, recordemos que nuestro precioso Salvador murió por nosotros para que seamos su pueblo, y nosotros debemos vivir para él y hacer la diferencia en éste mundo pecaminoso.
Somos hijos de un REY..hay mucho por hacer..esfuérzate y sé valiente, levántate y come, no temas ni desmayes, queda mucho camino por recorrer.

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en donde quiera que vayas" Josué 1.9
_______________________

Padre amado, te doy gracias porque estas conferencias femeninas han sido de mucha bendición, me haz hablado tanto Señor mío! gracias por amarme, por ser mi guardador.
Te pido que seas de bendición a aquellas personas que lean ésto, que les hables como lo haz hecho conmigo, que puedan ver la vida con tus ojos, en el nombre de Jesucristo, mi amado Salvador.

viernes, 1 de octubre de 2010

Carta a Yeshua


"Por 30 años caminé por valles de sombra. Deshojé margaritas que me decían, a manera de coro, con voces perfumadas: no te quiere!

Ensucié mis vestidos con aguas contaminadas. Anduve en absoluta oscuridad, temerosa como solo puede estarlo una doncella abandonada en medio de la noche sin estrellas, en un bosque invadido por lobos rapaces.

Mientras recibía amargos besos de ranas que se convertían en hombres mundanos, soñaba con mi príncipe azul que venía a rescatarme en su corcel blanco.

Agobiada, con el corazón roto, derramé innumerables lágrimas que desembocaron en el mar de la tristeza. Entonces grité a los cuatro vientos pero no hubo eco y mi esperanza enmudeció mi voz en el abismo del universo. Ese día dejé de creer en el amor.

Sin Fé, Esperanza ni Amor, al igual que una flor marchita, resignada, empecé a hundirme en el fango pantanoso de aquella pezadilla cual muerte lenta, cuando mis ojos, secos, sin lágrimas, fríos, opacos comenzaban a acostumbrarse a la muerte, apareció YESHUA: el Fiel y Verdadero, el Rey de Reyes; de aspecto brillante, sobre su corcel blanco; impecable y sin mancha, descendiendo de los cielos al rescate de mi doloroso clamor.

El fue, es y será mi eterno Redentor, mi dueño. Este Rey de preciosa sangre, de sangre real, majestuoso, dulce, caballero, paciente; tuvo misericordia de mi y elevó mi alma a los cielos, me limpió los vestidos sucios e inmundos, perdonó mis iniquidades y sanó mis heridas. Me otorgó su Espíritu y ahora mora en mi, me dió Fé, Esperanza, confianza, Amor y me llenó de fuerzas inexplicables. Todo se lo debo a El, al Rey."


Mi testimonio a modo de "Cuento de hadas" dedicado a mi Salvador.

Yeshua es el nombre en arameo de Jesús.


Vale


"Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón, porque de él mana la vida" Proverbios 4.23

"Llamaré pueblo mío al que no era mi pueblo, y a la no amada, amada" Romanos 9.25

"Y te desposaré conmigo para siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio, benignidad y misericordia.
Y te desposaré conmigo en fidelidad, y conocerás a Jehová" Oseas 2.19-20

Te amo mi Señor..
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...