domingo, 21 de febrero de 2010

Vestimenta de los Hijos de Dios


11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.

12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,

15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.

16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.

17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;

18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;


Efesios 6:11-18


_______________________


Me he dado cuenta que los Hijos de Dios debemos dar batalla al mal del mundo, combatir diariamente contra la tentación personal y también ganarle terreno al Enemigo a través del Evangelio porque llevar la palabra de Dios de boca en boca, a espadazos es la mejor oportunidad de ganar más almas para el Reino de los Cielos.

El enemigo es caótico, desordenado, impaciente, tentador, en cambio Nuestro Dios es paciente,eficaz y muy sutil, entra en el corazón de la mejor manera.

Somos guerreros y guerreras y tenemos la responsabilidad de evangelizar.

Qué orgullo poder servirte Señor, Padre Altísimo!

Gracias por elegirme para formar parte de tu obra. Amén


1 comentario:

  1. Guau...que hermoso blog...hermosas palabras te felicito Alma!!!!!!Bellisimas imagenes,pero mas te felicito por haber recibido a Jesus en tu corazon...espero algun dia leer tu testimonio para saber que es lo que te paso...besotes!!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...